sábado, 19 de diciembre de 2009

LA VIDA MODERNA

Quédate mi niña
no salgas
a la calle
es muy tarde
hay tantos peligros
siempre existieron
pero no tantos
la vida moderna
los trajo
que pena mi niña
no puedas salir
a la calle
que pena mi niña
no fiarse casi
de nadie
Verónica





  

6 comentarios:

ARIADNA dijo...

Tantos peligros... que razón tienes, habrá que fabricar un mundo perfecto aunque sea en nuestro país de nunca jamás. un besote.

Beatriz dijo...

La verdad es que tienes razón cuanto miedo da salir a la calle con las cosas que pasan, por lo menos acá. Pero hay que encomendarse al Señor y salir. Me acuerdo que en mi infacncia hasta jugábamos en la vereda sin ningún peligro.

Verónica dijo...

ARIADNA:
Pues fabricaremos, ese mundo perfecto. Lo haremos aunque sea en el corazón. Da pena el mundo, en lo que se está convirtiendo.
Que tengas un precioso fin de semana
Besosssss

Verónica dijo...

BEATRIZ:
Que razón tienes, en nuestra infancia podíamos salir a la calle, jugabamos y nos lo pasabamos de maravilla.¡ Que pena que hoy los niños tengan tantísimos peligros !
Que pases un precioso fin de semana
Besossss

Kharmen dijo...

Pues es cierto eso, yo recuerdo que cuando era niña jugaba con mis amigos en la calle a pelota, a saltar a la comba al escondite, no habia apenas coches y no teniamos miedo de nadie porque todos nos conociamos.
No sé si era porque eramos crios y no nos dabamos cuenta de los peligros o porque habia muchisimos menos...no lo sé.

Besos

Verónica dijo...

KHARMEN:
Que bien que lo pasabamos jugando. Sin duda antes había muchos menos peligros, si no nuestros padres, no nos hubieran dejado salir, con la libertad que lo hacíamos.
Besitoss guapa