PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

jueves, 21 de enero de 2010

JOSÉ EL VAGABUNDO MIS PERSONAJILLOS DE POCA MONTA

En la aldea cuando llegaba el buen tiempo, aparecía un personaje, un visitante con pinta de vagabundo.
Cuando se dirigian a el, casi siempre contestaba con gestos.
Al principio los aldeanos estaban expectantes, pero como el hombre no se metía con nadie e iba a lo suyo, sin molestar a nadie, dejaron ya de preocuparse.
Iba hacia el río y allí sacaba una pastilla de jabón, con la que se aseaba y lavaba su ropa, que tendía encima de los matorrales.
Se sentaba en la orilla y alli se quedaba pensativo bastante rato, o se echaba una siesta, esperando a que la ropa se le secara.
Los niños que andaban siempre por allí, se acercaban a el.
Uno de ellos, rodeado de otros muchos, le preguntó
Estas solo?
Si
No tienes mujer?
No
Como te llamas?
José
Y así siempre.
Contestaba muy escuetamente.
Nadie sabía donde dormía si lo hacía al raso, en alguna caballeriza, o en alguna casa vacia.
Nadie le temía en aquel lugar.
En la aldea muchas familias cuando pasaba cerca de ellos, le decían:
Pasa por casa José te daré unos choricillos?
Cada uno algo siempre le daba, el hombre lo metía en una bolsa y se iba hacia otra parte.
Cuando se acababa el verano, desaparecía hasta el siguiente año.
Cuando llegaba otra vez el buen tiempo, los aldeanos ya lo esperaban, y si tardaba algo se preguntaban que le había pasado a José.
¡Ya viene José mira por ahi llega !
Todos lo consideraban como uno mas del lugar, se ponían contentos al verlo aparecer año tras año.
Pero un año llegó el buen tiempo y no llegó, ya nunca  mas lo hizo.
Los aldeanos se preguntaban que le había pasado a José el vagabundo, que nunca les hizo a ninguno mal y por el que sentían cariño.
Verónica

12 comentarios:

  1. yo también me quedo con la duda que paso con él???
    un abrazo, lindo día, besos

    ResponderEliminar
  2. ARIADNA:
    Ariadna la rápida, pero chiquilla si lo acabo de poner? como lo has leído ya? (estaba haciendo unas rectificaciones)¡ ja ja ja !
    Nos quedaremos con la duda, de que le pasó a José?
    Que pases un precioso día
    Un besooo

    ResponderEliminar
  3. Jose Doña Vero siempre cuenta Vd. cosas de lastima que dan ganas de llorar. Anda que si la leo al levantarme ya me da el día con el Usé ese que se lavaba en el rio.

    ResponderEliminar
  4. Vero no te sorprendas, cuando uno es fanática ya de alguien uno anda muy seguido buscando las actulizaciones.

    Es lo que me gusta y odio a la vez de esta clase de relatos, te dan a probar, pero no todo, y sientes que solo el escritor sabe que pasó del personaje..¡maldición!

    ResponderEliminar
  5. En casi todos los lugares hay un vagabundo como este que nos describes; todos desaparecen de repente, como si se hubieran esfumado de la faz de la tierra, igual que llegaron.
    Bonita historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. CURRO:
    No es mi intención dar el día a nadie, escribo una historia, si te das cuenta todas mis escritos expresan algo, despierta algún tipo de sentimiento. No te olvides que tu muchas veces escribes cosas parecidas, lo que pasa es que lo haces de diferente manera que yo. Tu pobre, el enfermo terminal.....
    Y yo no te digo que me dan ganas de llorar....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. YO:
    Mi personaje José se sobreentiende lo que pudo pasarle.
    Pero cada un@ puede darle el final, que crea mas conveniente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. MERCEDES:
    Muchas gracias Mercedes.
    Supongo que si, personas como José antiguamente eran habituales, hoy día son diferentes a como lo he contado. Quizá sea mi apreciación.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  9. Tal vez José pasó a otro mundo mejor, dónde las cosas se ven de otra manera...dónde no se come...dónde no se siente el dolor humano. Un beso. Uruguayita.

    ResponderEliminar
  10. Uruguayita:
    Seguramente eso mismo, fue lo que le pasó a José, que ya no volvió a la aldea porque se fue a otro lugar.
    Un besooo Uruguayita

    ResponderEliminar
  11. En mi pueblo hay uno que vive debajo de la autopista y aun en pleno verano lleva un abrigo de invierno grueso y un casco de motorista, no se lo quita ni de dia ni de noche, para dormir no se que hará. Tiene una silla y se sienta al lado de un semáforo y alli se queda pidiendo a los coches que se paran cuando se pone en rojo.
    ¿Me das un uro? -el no dice euro. Ya es un hombre mayor y parece como si estuviera en el limbo. En fin, solo Dios sabe como ha podido llegar hasta esa situación.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. KHARMEN:
    La vida a veces nos lleva por derroteros inesperados. Que pena de esta persona que cuentas, una persona mayor y sola, de esta manera. ¡ Dios nos guarde !
    Un besooo guapa

    ResponderEliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...