PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

sábado, 2 de enero de 2010

VAMOS A JUGAR CUENTO

Vamos a jugar, dijo Mari a su amiguita Verónica
 A que?
Vamos al patio, tengo una sorpresa para ti?
Las niñas bajaron al patio, Verónica empezó a mirar por todas partes, que sería aquella sorpresa, se dijo la niña?
Ven Verónica mira?
La otra niña miró, solo vio dos pececillos con la boca abierta, puestos encima de una especie de alberca redonda en miniatura que el padre de Mari hizo, donde disparaba un chorrito de agua, un pequeño surtidor.
Están muertos?
Claro, ahora jugaremos.
Como?
Pues serán nuestros hijos, como tienen la boca abierta, le podremos dar de comer.
Allí las niñas, estuvieron mucho rato jugando.
La mamá de Mari, de vez en cuando asomaba la cabeza
Que hacéis?
Nada mamá estamos jugando? Al hacerlo escondían a los tristes peces, para que la mujer no los viera.
Cogían florecillas, las machacaban y con un poquito de agua hacían que el agua cambiara de color.
Mira Verónica he hecho zumo verde?
Pues yo zumo colorado?
Se dirigieron a unas florecillas pequeñas.
Como se llaman esas flores, Mari?
No lo sé, le buscaremos un nombre?
Después de mucho rato, se decidieron por uno. Blicas.
Si, es un bonito nombre, dijeron las dos niñas.
Y aquellas flores, una especie de campanillas,  se quedaron bautizadas para siempre.
Han pasado muchos años  y en la memoria de Verónica aquellas cosas quedaron grabadas para siempre.
Se acabó
FIN
Verónica

6 comentarios:

  1. que hermosos recuerdos¡¡¡ blicas¡¡ lindo nombre para las flores¡¡
    un abrazo, que tengas lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  2. ARIADNA:
    Si son bellos recuerdos, que se me quedaron en el corazón para siempre.
    Han pasado muchísimos años, pero el nombre que le pusimos a aquellas flores, nunca se me olvidará.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  3. Doña Vero, que poco ha cambiado Vd. Hoy como ayer sigue rezumando ternura y amor, personas como Vd. son las que reconforta saber que todavia existen, porque el dia que se acaben se acabara el mundo. Por cierto mi caballo se llamaba Kantinero y era un palo de escoba. Un saludo desde mi palo

    ResponderEliminar
  4. CURRO:
    Hola amigo, eso de doña Vero me queda grande, soy mas sencilla, me puedes llamar Vero, si quieres? que hijo parecemos del siglo pasado ( lo somos del XX )
    ¡Que gracia me ha hecho ! cuando se es niño, se tiene muchísima imaginación. Antes nos lo pasabamos bién con cualquier cosa. Seguro que Kantinero y tu tuvistéis muchísimas aventuras.
    Gracias por tus palabras tan bonitas. Seguro que me miras con buenos ojos. Muchas gracias amigo.
    Ah y continua con el blog, que estoy deseándo dejarte comentarios.
    Te dejé un acertijo en tu blog. Lo has mirado?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que hermosos .. los recuerdos guardados en el alma ... viven cada vez que hablamos de ellos ¡¡¡ muy lindo ¡¡

    ResponderEliminar
  6. ANY:
    La verdad amiga Any, que tienes muchísima razón.
    Tengo muchos recuerdos de mi infancia, que los tengo en el alma y el corazón, pero soy una persona que hablo en casa mucho de mi infancia, la revivo continuamente. Son cosas que nunca se me olvidan.
    Un besooo

    ResponderEliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...