jueves, 12 de agosto de 2010

NADA DE LÁGRIMAS POEMA

Llevaba un día triste
la sonrisa de un niño
me devolvió la calma
tan pequeñito e inocente
se me llenó el corazón
de amor y volví a
estar alegre y no
querer saber
nada de lágrimas
Verónica

8 comentarios:

Beatriz dijo...

Como gratifica ver esas caritas inocentes y sus ocurrencias.

Verónica dijo...

Beatriz:
Es verdad amiga, gratifica mucho, y son listísimos.
Feliz día
Un abrazooo

fiaris dijo...

los niños son ángeles amiga!!!

Verónica dijo...

fiaris:
Completamente de acuerdo amiga, aunque algunos son diablillos simpáticos.
Besos

Eurice dijo...

Las sonrisas infantiles alejan las penas seniles...
Saludos!

Verónica dijo...

Eurice:
¡Por favor! me estás llamando vieja? jajaja.
Es verdad alejan todas las penas.....
Feliz día
Saludos cariñosos

Nela dijo...

Como alegran los niños y más su sonrisa!, pero como incordian cuando crecen, pierden toda la poesía.
Besos
Nela

Verónica dijo...

Nela:
Que verdad más grande que dices. Son preciosísimos pero después, lo que tu dices ¡jajaja!
Besos y después me paso que vi que publicaste