PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

lunes, 1 de noviembre de 2010

EL DINERO MICRORRELATO

Miguel chillaba, bastante cabreado, el tema era el de siempre, el dinero....
Lupe estaba muerta de miedo, dio dos pasos hacia atrás, el marido al darse cuenta de ello, la cogió por los hombros y zarandeó sin respeto alguno. Dio contra un mueble dándose un buen golpe, al momento tenía parte del rostro amoratado.
-¡Eres una estúpida! mira que siempre te lo digo, no haces más que gastar y gastar, y yo como un negro venga trabajar para ti.
-Ya puedes ir buscándote trabajo, yo no alimento más a parásitos como tu....
Diciendo esto, abrió la puerta y marchó, se oyó como bajaba la escalera corriendo....
Lupe estaba muy asustada, su marido volvería al rato, sin duda para seguir con aquella pelea, se le encendió una luz, se dirigió hacia la cocina, con aquella idea en la cabeza.
Abrió un cajón y cogió algo, lo esperaría en la oscuridad....
Verónica

16 comentarios:

  1. Alfonso:
    No continuará, aquí acaba ya....
    Esperabas sangre, lo sé ¡jajaja!
    Feliz semana
    Abrazos amigo

    ResponderEliminar
  2. Yo también pensé que continuaba. Espero que no haya hecho algo tan malo como matarlo, porque encima va a ir a la cárcel, por alguien que no vale la pena.

    ResponderEliminar
  3. Beatriz:
    Es un microrrelato, por tanto no tiene continuación.
    Su intención, es matarlo, cuando se sufren estas cosas, no se piensa en que se pueda ir a parar a la cárcel, la persona se ciega y no ve otra cosa, que deshacerse de quien tan mal les trata.
    Feliz semana
    Abrazos amiga

    ResponderEliminar
  4. No quiero ni imaginarme en la cantidad de hogares que están ocurriendo estas escenas tan tristes y violentas, y mucho más con la crisis. El dinero no da la felicidad, pero ayuda.
    Mi abuela decía: "Hay gente a la que no les importa el dinero, hasta que les falta".
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por tu relato querida amiga. Aunque todos imaginamos qué puede pasar, yo casi prefiero pensar que resolveran sus cosas, en fin... otro drama de la vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mercedes Pinto:
    Y cuanta razón tenía tu abuela Mercedes, no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, y eso en todo.
    Pienso que escenas similares, deben haber muchísimas, espero que ninguna como el final de este microrrelato.
    Abrazos amiga

    ResponderEliminar
  7. Carmela Rey:
    Está bien el final, que le quieres dar, cada cual puede hacerlo como mejor le parezca.
    La vida es muy difícil, y por desgracia cada vez nos la ponen peor, esperemos que no llegue nadie a este final tan drástico.
    Me alegra amiga, que te halla gustado ¡mil gracias!
    Abrazos y feliz semana

    ResponderEliminar
  8. Bello texto lleno de palabras de un poeta que escribe desde su sentimiento

    ResponderEliminar
  9. Hola Vero! que triste este tipos de situaciones, que entiendo se da en muchos hogares. Las mujeres son víctimas de este tipo de maltrato, tocando su identidad y falta de autoestima, aunque no solo deberíamos pensar en las mujeres, sino que este fenómeno se da también con los hombres...
    El dinero ayuda a sobrellevar las crisis, pero no lo es todo, cuando hay violencia familiar, cualquier chispa puede hacer que estalle...no sólo la falta de dinero.
    Besos Vero!
    Marga

    ResponderEliminar
  10. RECOMENZAR:
    Bienvenid@ a este blog, muchas gracias por tu bello comentario ¡mil gracias!
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Momentos:
    Hola Marga, estoy totalmente de acuerdo con tus palabras.
    Es muy triste, que cosas así o parecidas ocurran.
    La falta de dinero, provoca tensiones, y ocurren cosas indeseables, aunque como bien dices no siempre es la falta de dinero.
    La falta de respeto hacia otr@s, es la culpable de esa violencia, entre otras muchas más cosas.
    Y tanto pueden sufrirla mujeres, como hombres, estoy totalmente de acuerdo.
    Feliz semana
    Abrazos amiga

    ResponderEliminar
  12. No hay derecho, yo quiero sangre, quiero cuchilladas, sangre a raudales y visceras que asoman por la comisura de las puñaladas. Y digo yo, porque es una manirrota esa mujer, que no gaste tanto, quiza se compraba abrigos de visón. El problema es la agresión, con lo facil que es mandarla a tomar viento y que se busque la vida, que eso es lo que tienen que hacer la mayoria de las mujeres que no dan palo al agua. Un esillo.

    ResponderEliminar
  13. A lo mejor lo espera en la oscuridsd con una botella de champán para reconciliarse. :)

    ResponderEliminar
  14. Curro:
    Lo que puedes hacer, amigo Curro, es hacer otro relato y explicas todo eso que te gustaría ¡jajaja!

    Te diré por si no lo sabes, que el dinerito se va muy deprisa, todo cuesta un ojo de la cara, deberías hacer la compra todas las semanas, y después hablamos, vale?

    Las mujeres, esas que dices que no damos un palo al agua, trabajamos todo el año, sin fiestas, sin vacaciones, y encima de gratis.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Tio Antonio:
    Bienvenido a este blog.
    Podría darse el caso también, que lo esperara como dices.
    Pero me temo, que después de agredirla, lo que menos piensa esta mujer, es en reconciliarse, con quien la agredió.
    Saludos

    ResponderEliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...