sábado, 29 de enero de 2011

EL CABALLERO, Y EL JOVEN POBRE... CUENTO

                                                
Por la calle, transitaba un caballero, sin duda de posibles, ya que el calzado y ropas que vestía era de esas bien caras.

A bastante distancia de el, caminaba un joven, con ropas muy deterioradas, se dio cuenta como el otro, tiraba algo en una de las papeleras de la calle, y echaba a andar despacito.

El joven llegó a la papelera, y vio para su sorpresa, que allí había una cartera de piel muy bonita, y sin duda muy cara y la abrió, dentro de ella había bastante dinero, también llevaba el carnet de identidad de aquel caballero.
Se cercioró de que era el mismo hombre. En un principio pensó que aquel dinero le vendría muy bien, para poder comer unos días, y comprarse algo de ropa, que tan urgentemente necesitaba.
Pero pensó en su difunta madre, y lo que ella le había enseñado....

 Y no podía quedarse con aquello, que no era suyo.....

Deprisa alcanzó al caballero....
-¡Señor! esto se le cayó....

El caballero, mirándolo muy sonriente, le contestó
-¡No se me cayó! la tiré yo.
-¡Vente conmigo! jamás te faltará nada.

-Me toma el pelo?

-¡No te lo tomo! eres igual que tu difunta madre, y eso me gusta mucho.

-Quien es usted?

-¡Tu padre! y no me mires así, jamás supe de tu existencia, hasta hace muy poco.
-¡Bendita mujer! tu madre se sacrificó ella sola, porque no quiso según ella, estropear mi carrera.
-Como si eso alguna vez, hubiese sido importante para mi, ¡nunca la pude olvidar!
FIN
Verónica

20 comentarios:

El Drac dijo...

Asu!! qué suerte la de ése muchacho, qué lastima que yo tenga padre y encima muerto; en fin así es la vida. Un gran abrazo Vero.

Mercedes Pinto dijo...

A veces, solo a veces, se hace justicia en este mundo, como le ocurrió al muchacho de tu cuento. Así debería ser el final de todo ser humano.
Un abrazo, amiga.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pasé a saludarte y a desearte un buen fin de semana.

Saludos y un abrazo.

geminis dijo...

Que linda historia, para reflexionar, siempre hay cosas mas importantes en la vida.
besos

Fiaris dijo...

Amiga que historia ¡buena!algo distinto y para reflexionar,besotes te envio un mail,te aclaro que soy yo para que lo habras,beso.

Momentos dijo...

Que sorpresa la de este muchacho, tantos años quizás sin saber de su padre, a veces por no ser egoístas lo somos sin darnos cuenta. Me gustó el final.
Un beso enorme Vero!!! feliz fin de semana.
Marga

Rosana Marti dijo...

Ainsss mi querida Verónica has hecho que mis ojos se llenen de lágrimas, que hermoso relato lleno de un gran corazón.

Un fuerte abrazo y pasa una linda semana llena de amor, amor y más amor.

EriKa dijo...

Curiosa manera de encontrar a su padre, pero más vale tarde que nunca y si encima está forrado mejor que mejor, ese jovén si su padre cumple lo que dice no volverá a buscar en las papeleras.

Besitos.

curro dijo...

No termina de cuadrarme este cuento. No se si debería de haberse quedado con la cartera y matar al padre. No se. Un abrazo.

Verónica dijo...

El Drac:
Hola Drac, es verdad que el chico tuvo mucha suerte.
Se reencuentra con su padre, que no había conocido, y recibe su ayuda en momentos desesperados.

Mi padre, también murió hace catorce años, y siempre lo añoro.

Abrazos, y feliz semana que empieza

Verónica dijo...

Mercedes Pinto:
Es cierto lo que dices Mercedes, no siempre se hace verdadera justicia en esta vida.
Por eso existen los cuentos, podemos crear el mundo maravilloso, que por desgracia en ocasiones, ni se parece al real.

Abrazos amiga

Verónica dijo...

La sonrisa de Hiperión:
Muchas gracias por tu visita, y tus buenos deseos.

Abrazos y muy feliz semana

Verónica dijo...

geminis:
Me alegra geminis, que te haya gustado.
En estos tiempos damos excesiva importancia a cosas que no la tienen, y nos perdemos otras que realmente llenarían nuestra vida de felicidad, no crees?

Besos y muy feliz semana

Verónica dijo...

Fiaris:
Me alegra mucho que te haya gustado, y sirva para reflexionar.
Muchas gracias por tu correo, ya lo contesté, mil gracias.

Besos y muy feliz semana

Verónica dijo...

Momentos:
Hola Marga, cuanto me alegra tu visita, y que te haya gustado el cuento.
La vida a veces da mil vueltas, y todo vuelve a estar donde corresponde, como les pasó a ellos.

Feliz semana
Besos amiga

Verónica dijo...

Rosana Martí:
Me alegra Rosana, que te haya gustado y emocionado. Te pido perdón por esas lágrimas que te hice derramar.
Los cuentos amiga, tienen eso, nos sacan el lado más humano y tierno.

Muy, muy feliz semana
Abrazos

Verónica dijo...

EriKa:
Es un cuento EriKa, por eso lo extraño de encontrar a su padre jajaja.
En la vida real, muchos son los padres que no quieren saber de sus hijos y viceversa.
Y este no volverá a pasar calamidades, su padre no permitirá que eso siga ocurriendo.

Besitos y muy feliz semana

Verónica dijo...

Curro:
¡Eres tremendo Curro! ya has visto que ser honrado le trajo su recompensa.
El padre lo puso a prueba, y ya viste que ganó infinitamente más.
Ganó un padre que no conocía, y dejar de pasar calamidades toda su vida.

Abrazos y muy feliz semana

murci dijo...

¡¡Precioso!!!.

Verónica dijo...

murci:
Muchísimas gracias murci, me alegra mucho que te lo parezca, ¡mil gracias!

Abrazos