martes, 17 de enero de 2012

DORA LA FULANA

Imagen de internet
Esta es la vida
de una fulana,
de esas de la calle
que vagan,
como perros vagabundos
que nadie quiere,
y todos apalean.

Si quieres leer este poema, está en mi otro blog
Tempestad en el corazón

13 comentarios:

El Drac dijo...

Bueno, Vero pero no es exacto que NADIE las quiera, las quieren, pero para que sean lo que ellas eligieron ser; sino no se ganarían la vida de ésa manera.

Un gran abrazo

María dijo...

Gracias por escribir. Haces unos relatos muy buenos. Un beso, Verónica.

Marina-Emer dijo...

¡¡¡que lastima de mujeres que tengan que ganar el pan de esa manera de ser unas fulanas como perros vagabundos...yo siento lastima es posible que si hubiera trabajo en su tierra o en la nuestra no las veriamos asi y lo digo por que me dan lastima,pobres los hijos que las ven uf
es un placer venir a visitarte
besossssssssssssssssssssssssss
Marina

Marina-Emer dijo...

te deje un largo comentario y veo no entró besosssss
Marina

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Por corriendo para el otro enlace. Un abrazo. carlos

Verónica dijo...

Para El Drac
Hola Drac, cuanto tiempo...
Exceptuando sus clientes, esos que pagan por estar un rato con ella-s
La vida de muchas, no es un jardín de flores precisamente.
Un fuerte abrazo, y hasta que desees

Verónica dijo...

Para María
Muchas gracias María, me alegra te guste mi forma de escribir, te confieso que le pongo mucho mimo y amor.
Gracias por leerme.
Un beso

Verónica dijo...

Para Marina-Emer
Si que entró tu comentario Marina. Con respecto a cuanto dices, comparto totalmente tu opinión.
Y el placer es mio con tu agradable visita y comentario, muchas gracias.
Besos, que tengas una buena semana

Verónica dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Muchas gracias Carlos, en el otro blog nos vemos jaja.
Besos

David C. dijo...

Bonito poema.

Pd: Te invito a que visites mi blog de cine, ahí también publico cuentos míos.

Verónica dijo...

Para David C.
Me alegra te guste David, muchas gracias.
Te visitaré
Un saludo

Humberto Dib dijo...

Éste sí que es un bello poema, Verónica, me gustó mucho...
Un beso enorme.
HD

PD: Quise comentarte en la entrada de hoy, pero voy a tener que ponerme al día con los capítulos anteriores, si no, sería un comentario engañoso.

Verónica dijo...

Para Humberto Dibb
Me alegra te guste el poema, muchas gracias por decírmelo.
Si tienes tiempo léelo, sino no pasa nada, comprendo que leer muchos capítulos a veces nos es complicado.
Un beso, buen finde