domingo, 4 de marzo de 2012

EL ENCUENTRO



Bonita imagen de internet
                                                    

Rosana, iba de regreso hacia su casa que estaba a tres manzanas de allí, cuando escuchó que alguien la llamaba.
-¡Espera mujer! 
Volvió la cabeza hacia allí, y se encontró con un compañero de trabajo, que corría hacia ella.
Lo esperó allí quieta, en su rostro hubo un imperceptible cambio, tornó su rostro serio en algo que quería semejarse a una media sonrisa, aunque no lo consiguió del todo.
-¿Como estás?  no te veía desde que cogiste la baja, me tenías preocupado, y al no tener tu teléfono no pude llamarte.
-¡No muy bien, vengo del médico!
Diciéndolo, le enseñó los medicamentos que ya había comprado minutos antes, en una farmacia próxima.
-¿No me digas, que tomas todas esas porquerías?
-¡Si las tomo, sin ellas no podría vivir!
Albert, carraspeó antes de decir...
-¡Hay que olvidar, caminar y seguir, apoyarse en lo bueno que hay en la vida, que está ahí y no lo vemos!
-¿Qué quieres decir?
-¡Qué ya es hora, de que olvides a ese mentecato que te dejó, y te fijes en quien siempre estuvo enamorado de ti!
-¿Ese, eres tu?
Preguntó sorprendida
-¡Si!
Verónica O.M.

                                                                                                                 

14 comentarios:

silvo dijo...

Si es que hay situaciones que no dejan ver lo de alrededor, la costumbre o la obcecación (como parece este caso),Rosana tenía a su lado a quien se preocupaba de ella y seguramente ni cuenta se había dado, besos!

Verónica dijo...

Para Silvo
Tienes toda la razón Silvo, seguramente le pasaba eso.
Deseo te haya gustado
Besos, muy buena madrugada de finde...

Beatriz dijo...

Veremos como sigue. Flor de sorpresa se llevó ella. Buen domingo Vero

Pluma Roja dijo...

Sorpresivo encuentro. Más sin embargo quizás no dejó de tomar sus medicinas. ¿Qué sí?

Besos Vero.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Menuda sorpresa. UN abrazo. Carlos

jhony dijo...

el amor no puede ser de uno solamente por que si no ....no avanza..
amar no enferma ,la obsesión si...
es parte de la vida.

Verónica dijo...

Para Beatriz
De verdad que sí que se la llevó (sorpresa) de momento no tiene continuación, pero nunca se sabe.
Feliz domingo
Un besito

Verónica dijo...

Para Pluma Roja
De momento las siguió tomando, pero seguro se ilusionaría con ese chico, y las terminará dejando (medicinas)
El amor es la mejor medicina, cuando es compartido claro está.
Un beso, feliz domingo querida amiga

Verónica dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Hola apreciado Carlos, seguro que si que se la llevó (sorpresa)
Feliz domingo
Un abrazo

Verónica dijo...

Para jhony
Tienes razón Jhony, en todo lo que dices lo comparto totalmente.
En este caso, seguro que el amor nacerá de forma espontánea por parte de ella, el ya la ama.
Feliz domingo
Un abrazo

Ruben dijo...

los árboles no le dejaban ver el bosque, mi penúltima entrada también va un poco de eso, desde mi punto de vista ese retorcido, claro.
La foto de mi perfil es de mi hijo Daniel de tres años, porque mi foto me rompía las pantallas del ordenador...
Pero por ahí habrá alguna.

Verónica dijo...

Para Ruben
Bienvenido Ruben...
Comparto tu opinión, seguro que esos árboles no se lo dejaban ver (el bosque)
La foto de tu hijo guapísimo, seguro que mientes con respecto a ti jaja.
Un saludo

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

Realmente que muchas veces hay muchas cortinas de humo, que no nos dejan ver la realidad que tenemos ante nuestros ojos!
Pero en la situaciòn en comento supongo que la chica encontrò su mejor medicina o me equivoco?

/Muy bonito relato Verònica!
Un abrazo.

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

Hola Verònica!
Me gustò bastante el relato! y realmente que muchas veces la neblina no nos permite ver algo que tenemos casì en las nariz (como decìa mi madre) ; aunque en este caso supongo que la protagonista del relato encontrò la mejor medicina!!

/Un cordial saludo
con mucho cariño