sábado, 17 de marzo de 2012

NES

Dura vida
que nos golpea
con lo que más
nos duele que
son los hijos...
Nuestro agradecimiento al hospital Doctor Josep Trueta, por haber salvado la vida, a nuestro hijo mayor Nes. Tanto su padre como yo misma, nos hubiésemos cambiado por el sin dudarlo.
Cuando pase un tiempo quizás cuente su mala experiencia, y ojalá nunca hubiese tenido que vivirla.
"Te queremos hijo..." para adelante en tu recuperación, y ya sabes que estamos contigo, hasta nuestro último aliento.
 Verónica O.M.

10 comentarios:

Verónica dijo...

Por motivos obvios, no contestaré comentarios pero agradecezco los vuestros si me los dejáis.
Hasta pronto, un abrazo
Verónica O.M.

Beatriz dijo...

Lamneto mucho lo de tu hijo y que bueno que se está recuperando. UN beso grande y mis deseos de mucha salud, que es lo principal.

jhony dijo...

que pena...espero y deseo que todo vaya bien y tu hijo logre recuperar ese ángel que te hace feliz todos los días...
un abrazo bien grande.
una mujer me dijo un día que a los hijos uno no termina de parirlos...

ion-laos dijo...

Lo primero es tu hijo. Cuanto me alegro Vero, yo también soy madre.

Muchos besos.

Teresa dijo...

Me extrañó no verte y ahora veo que fue por tu hijo. Espero que se recupere rápidamente.

Besitos y ánimo Verónica.

Tio Antonio dijo...

Los hijos (en mi caso, los sobrinos) son los que dan sentido a todo lo que hacemos y sus desgracias nos duelen más que las nuestras. Me alegro que haya salido bien.

Animo y mucha suerte.

Sonia Mena dijo...

Que Dios le dé fuerzas para una buena recuperacion querida amiga,
los hijos son nuestros tesoros que Dios en su misericordia nos ha regalado para nuestra felicidad, no desmayes amiga yaveras que con el tiempo esto será solo un mal recuerdo... a tu lado con mi corazón querida amiga.

Anónimo dijo...

ME UNO A SU ALEGRÍA.
UN ABRAZO

Luucia dijo...

Me gusta mucho tu blog..
Te estoy siguiendo obviamente!
Cuidate, besos enormes... Segui asi!

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

Hola Verònica!
Comprendo tu situaciòn y la impotencia que se siente ante situaciones de dolor; Y con todo el respeto que ustedes se merecen me sumo a los deseos inmensos por la recuperaciòn de tu hijo y oraciones por su recuperaciòn.!

Y te invito a no decaer, porque hasta en el ùltimo suspiro vamos a tener fè en nuestro Creador, El escucha nuestras oraciones.

Asimismo bendecimos a los mèdicos por su buena asistencia,y porque haya en ustedes la familia, ese soporte de consuelo con el que solo nuestro Dios nos puede abrigar. /Bendiciones para toda
la familia Ànimo.!