lunes, 29 de octubre de 2012

ALMAS INOCENTES

Imagen de internet
                                            

A la salida de la escuela...
Dos niños, y dos niñas. Andaban un largo trecho juntos, y como niños gustaban de "hacer cosas inocentes"
Y a todos los timbres, que había a su paso llamaban.
Ring, ring, ring... 
Una mujer entrada en años, ya tenía un cubo preparado. Y desde el balcón vació el agua encima de ellos.
Y salieron, corriendo maldiciéndola. La llamaban la vieja bruja.
Al día siguiente.
-¡En ese no!
Dijo la más pequeña, una tal Laurita. A simple vista parecía modosita, pero la niña se las traía.
-¡Mañana pasaremos por otra calle, esta ya no mola nada!
Ahora fue Carlitos, un niño muy larguirucho y flaquito.
-¡La vieja bruja, ya está asomada!
Dijo una tal Montsita. Muy rubita y con cara de pícara.
-¡Cruzemos a la otra cera, que la vieja no nos moje!
Dijo el pequitas, un tal Juanito. Un niño muy bajito para su edad y muy gordito. Y que cuando no se le miraba se chupaba el dedo.
Y así todo el curso. No había timbre, que no hubiesen ellos llamado.
Eran conocidos...
¿Por los toca timbres? 
¡No!  por los toca-huevos.
Autora Verónica O.M.
                                       

10 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Esta vez ¿No continuará? ¡Sorpresa!

Besos Vero.

Verónica dijo...

Para Pluma Roja
No, no continuará apreciada amiga. Tengo demasiadas historias empezadas, y sin finalizar.
Besos

silvo dijo...

Exacto eso es lo que les deben llamar a esos niños, la cantidad de juegos que pueden realizar sin hacer el "borrego"..., besos!

Verónica dijo...

Para Silvo
¿Toca-huevos? jaja.
Es cierto, que pueden hacer muchas cosas. Pero por regla general les gusta hacer lo que no deben.
Tenía un profe, que la palabra borrego siempre la tenía en la boca. Lo peor, era cuando nos lo llamaba a las chicas no sonaba muy bien jaja
Besos

Fiaris dijo...

jajajajaaja,cariños amiga

Sara O. Durán dijo...

Jajaja, la manera más divertida de hacer los recorridos diarios... ups! me proyecté, creo, jajaja
Abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me hiciste acordar, bella, de mi niñez, con esta historia, entre inocente y salpicada de picardía. Un beso. carlos

Verónica dijo...

Para Fiaris
Me alegra te guste amiga, muchas gracias.
Besitos

Verónica dijo...

Para Sara O.Durán
Muy divertida manera Sara, estos niños son unos gamberretes, ¿pero quien no lo ha sido? jaja.
Un abrazo

Verónica dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Cuanto me alegro de ello Carlos. Seguro que muchos hicimos cosas igual o parecidas, jaja
Un beso