PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

martes, 17 de enero de 2012

DORA LA FULANA

Imagen de internet
Esta es la vida
de una fulana,
de esas de la calle
que vagan,
como perros vagabundos
que nadie quiere,
y todos apalean.

Si quieres leer este poema, está en mi otro blog
Tempestad en el corazón

jueves, 5 de enero de 2012

LA VÍSPERA DE REYES



Imagen de internet
                                                      
Dadas sus circunstancias, Ana se tuvo que espabilar buscando  trabajo, si quería cubrir las necesidades básicas de su hijo y de ella misma.
Con suerte encontró algo, se trataba de hacer la limpieza de una gran casa.
No hacía mucho trabajaba allí, era apreciada y respetada, por el único habitante de la casa, Álvaro un hombre de cuarenta años, que se había quedado viudo hacía dos años.

Era día cinco de enero, vísperas de reyes, de doce años atrás.

El hombre se dirigió a ella, que en aquellos momentos estaba atareada planchando una de sus caras camisas.
-Ana, que ha pedido Pol a los reyes?

La mujer no esperaba para nada, aquella pregunta, pero muy seria contestó
-¡No ha pedido nada! el sabe la situación que tenemos en casa, dá por hecho que los reyes este año pasaran de largo.

Ana era una buena mujer, su marido la había abandonado hacía poco, el no podía comprender como un hombre, pudiese abandonar a su familia.
Ya le gustaría a el, tener de compañera a una mujer así, además de un hijo como Pol, tan guapísimo y listo para los cinco años que tenía.

El hombre se retiró, y la dejó seguir con los quehaceres. Pero al rato, y ya con algo dándole vueltas en su cabeza volvió.
-Ana he pensado que podías traer a Pol a cenar aquí esta noche, os podíais quedar a dormir también, hay sitio de sobra.

-Y eso porqué? no es necesario.

-Porque estoy solo, y vosotros también.

El hombre desapareció unas horas aquella tarde, la mujer terminó sus quehaceres, incluyendo la cena que consumirian más tarde.
Fue a buscar a su hijo, a casa de su amiga María. Lo bañó y puso sus mejores ropas para aquella ocasión.
Ella se puso un sencillo vestido, y maquilló con discrección.

La cena estuvo muy bien, Alvaro muy solícito con ella y el niño, parecían una bonita familia.

Y llegó la hora de acostarse.
Lo hicieron en una habitación, al fondo del pasillo, bastante acogedora.

Al día siguiente a eso de las diez de la mañana, hicieron su aparición.

Álvaro los estaba esperando, en el suelo y alrededor del árbol de navidad, habían muchas cajas con regalos.

-¡Ven Pol! pasaron los reyes, y mira que dejaron para ti.
Dijo el hombre, esperando la cara que el niño pondría, al saber que habían venido los reyes, y dejado cositas para el.

Al niño se le iluminó la cara, y fue en busca de sus juguetes, pero antes.
-Puedo, mami?

-¡Claro, mi amor!
Ana no pudo contener la emoción, y con lágrimas en los ojos, miró a Álvaro

-¡No era necesario! muchas gracias, no podré pagarte tanto bien.

-¡Si que puedes! quedaros conmigo, para siempre.

El hombre la atrajo hacia si, y la besó timidamente en la mejilla.
-Desde el primer día! me pareciste una mujer excepcional

Han pasado los años, Pol es un apuesto joven que muchas chicas quisieran para novio,  y ellos forman una pareja de lo más enamorada.

La víspera de reyes, fue determinante para ellos.
FIN
Verónica



¡FELIZ DÍA DE REYES! que sean con vosotr@s muy generosos