PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

sábado, 17 de marzo de 2012

NES

Dura vida
que nos golpea
con lo que más
nos duele que
son los hijos...
Nuestro agradecimiento al hospital Doctor Josep Trueta, por haber salvado la vida, a nuestro hijo mayor Nes. Tanto su padre como yo misma, nos hubiésemos cambiado por el sin dudarlo.
Cuando pase un tiempo quizás cuente su mala experiencia, y ojalá nunca hubiese tenido que vivirla.
"Te queremos hijo..." para adelante en tu recuperación, y ya sabes que estamos contigo, hasta nuestro último aliento.
 Verónica O.M.

lunes, 5 de marzo de 2012

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 32 CUENTO

Carla, decidió que ya era hora de salir de la habitación, cogió algunas prendas que necesitaría después de ducharse, en el cuarto de baño de aquella planta.
Salió y cerró la puerta.
Todavía llevaba su pijama veraniego, el pantalón muy cortito dejaba ver sus buenos muslos, y la parte de arriba desabotonada casi del todo.
A eso, que se escuchó otra puerta abrir y cerrar.
Clica este enlace, y leerás el capítulo entero...
http://relatosdeveronica.blogspot.com

domingo, 4 de marzo de 2012

EL ENCUENTRO



Bonita imagen de internet
                                                    

Rosana, iba de regreso hacia su casa que estaba a tres manzanas de allí, cuando escuchó que alguien la llamaba.
-¡Espera mujer! 
Volvió la cabeza hacia allí, y se encontró con un compañero de trabajo, que corría hacia ella.
Lo esperó allí quieta, en su rostro hubo un imperceptible cambio, tornó su rostro serio en algo que quería semejarse a una media sonrisa, aunque no lo consiguió del todo.
-¿Como estás?  no te veía desde que cogiste la baja, me tenías preocupado, y al no tener tu teléfono no pude llamarte.
-¡No muy bien, vengo del médico!
Diciéndolo, le enseñó los medicamentos que ya había comprado minutos antes, en una farmacia próxima.
-¿No me digas, que tomas todas esas porquerías?
-¡Si las tomo, sin ellas no podría vivir!
Albert, carraspeó antes de decir...
-¡Hay que olvidar, caminar y seguir, apoyarse en lo bueno que hay en la vida, que está ahí y no lo vemos!
-¿Qué quieres decir?
-¡Qué ya es hora, de que olvides a ese mentecato que te dejó, y te fijes en quien siempre estuvo enamorado de ti!
-¿Ese, eres tu?
Preguntó sorprendida
-¡Si!
Verónica O.M.