PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

jueves, 29 de noviembre de 2012

CUARENTA AÑOS...

Caminó largo rato, se había desorientado. Al ser tan vergonzoso, no se atrevió a preguntar.
Dio vueltas y vueltas. Se dio cuenta, que ya había pasado por el mismo sitio varias veces. No era capaz de salir de aquel laberinto.
Un hombre mayor, que estaba sentado en una terraza tomándose una caña, se dio cuenta de ello.
Le hizo señas con una mano. 

Y apurado, se acercó hasta dónde estaba.
-Buenas tardes, ¿me llamaba?

-Buenas tardes. Siéntese por favor.

Lo hizo desconfiado.

-¿Me ha parecido que anda perdido, puedo ayudarle en algo?

El hombre enrojeció, pensó que el otro lo tomaría por tonto.
-Busco una calle que no encuentro.

-Seguro que ha pasado por ella. Hace un tiempo, cambiaron los nombres a algunas.

-Voy a visitar a un viejo amigo
Lo dijo, con el semblante sofocado.

Lo miró detenidamente. Y...
-¿Te llamas Fernando?

-¿Como lo sabes?
Estaba sorprendido, y rojo como un caramelo de fresa.


De pronto, habían pasado al tuteo.

-Porque, soy yo a quien buscas.

-¿Serafín?

-El mismo. ¡Anda, dame un abrazo!

Se fundieron en uno fortísimo.
Habían pasado, como cuarenta años...
FIN
Autora Verónica O.M.

martes, 27 de noviembre de 2012

ALGÚN DÍA...




Imagen de internet

No mancilles 
el nombre de nadie,
quizás algún día
te lo hagan limpiar
y qué dirán de ti...
Verónica O.M.

lunes, 26 de noviembre de 2012

LUIS ALFER (5)

Luis llevaba un día de apaga y vámonos, pero dado el trabajo que desarrollaba no podía hacerlo.
Sonó el teléfono. Le dieron ganas de no cogerlo, seguro que era alguna desesperada que intentaría saber que le deparaba su futuro amoroso.
Hizo de tripas corazón, y lo cogió de mala gana.

-Soy Luis Alfer ¿En qué te puedo ayudar?

-Hola, Luis. Me llamo Natalie. ¿Me gustaría saber, si me va a salir novio este año?

-¿Cuantos años tienes Natalie?

-Tengo treinta y dos.

-Voy a barajar las cartas, cuando me digas corto.

Se escuchó más ruido del habitual, no estaba haciendo su trabajo con el cariño que lo hacía habitualmente.

-Ya puedes cortar.

Al cortar, la carta que apareció encima de todas era el arcano de la luna.

-De momento, no me sale que vaya a salirte ningún novio. Pero en la primavera próxima, conocerás a alguien. Si lo tomas en serio, nacerá una bonita amistad. Y probablemente surja el amor entre ambos pasado un tiempo.
-¿Alguna pregunta más Natalie?

-No, Luis. Nada más, muchas gracias.

Luis, se iba a despedir de ella pero ya no pudo hacerlo, la mujer había colgado el teléfono.

-Menuda educación, que tienen algunas. Yo debería haberme dedicado a otra cosa. ¿Pero que sé hacer más, además de esto?

Su voz interior le dijo.
-No sabes hacer nada más.
Autora Verónica O.M.

sábado, 24 de noviembre de 2012

DOLOR



Imagen de internet

Que no nos deje indiferentes
el dolor de los demás,
hagamos su llanto nuestro
poniéndonos en su lugar.
No gires la cara,
el que no lo mires
nada cambia.
Verónica O.M.

jueves, 22 de noviembre de 2012

CUATRO DE MIS REFLEXIONES


Preciosa imagen de internet

Polvo eres 
y polvo serás,
pero mientras tanto
no lo levantes
que tengo alergia.

Si quien calla otorga,
 quien mal habla
debería callar.

Para algunas personas
ser limpia 
es ser presumida.
¿Para que no te lo llamen
hay que ser sucia?

Se contonea tanto,
que lo fácil
lo hace difícil.
Autora Verónica O.M.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

CUANDO ABRES LOS OJOS



Bonita imagen de internet

Un día me di cuenta...
Qué mi mejor amiga
podría ser yo misma.
Pero fue al cabo
de mucho tiempo
y cuando abrí los ojos.
Verónica O.M.

sábado, 17 de noviembre de 2012

COMIDA BRUJERIL

Bonita imagen de internet
                                       
Una bruja buena, en una olla puso un puñado de...
Amor, paciencia, generosidad, humanidad, y amistad.
Lo revolvió todo muy bien, y lo puso a cocer por muchas horas. 
Aquel buen olor salía por la ventana de la cocina, y tres personas se pararon debajo de la misma.
-¡Qué rica, debe estar esa comida!
Dijo una de las mujeres
-¡Qué hambre me está entrando, ay si me invitasen!
Ahora lo dijo la otra.
Y un hombre, que nada dijo pensó.
-¡Jamás en toda mi vida, he comido este manjar de dioses.
La bruja lo escuchó todo, e incluso el pensamiento del hombre.
Y abrió la puerta.
-El que quiera comer en mi mesa,  invitado está.
Ni se lo pensaron, y entraron para adentro.
Les puso un mantel, muy bonito de color verde. Y sirvió en grandes platos la comida. Se la comieron en un santiamén.
-¿Os ha gustado?
Preguntó 
Un largo "siiiiiiiiii"pronunciaron todos casi a la vez.
-¿Nos darás tu receta?
Preguntó una de las mujeres, los otros esperaban aquella respuesta también.
-No, no os la daré. Si tanto os ha gustado, descubriréis los ingredientes, y sabréis preparar ese plato lo mismo que yo.
FIN
Autora Verónica O.M.




viernes, 16 de noviembre de 2012

OTRAS DE MIS REFLEXIONES

frases para la vida
Bonita imagen de internet
y muy sabia reflexión
de Albert Einstein
                                             


"Estas tres son mias"
Come y deja comer
no lo quieras todo para ti.
Se te puede indigestar
mientras otros
se mueren de hambre.


Si hablando la cosa
se sale de contexto
y llega una discusión,
antes de que la cosa
se ponga mal
deberemos frenarnos,
porque sino la
cosa acabará mucho peor.

Si vuestra amistad,
daís a alguien
que sea sin esperar nada.
Si algo os encontráis 
podéis daros por contentos,
Hicísteis una buena elección
al haceros amigos
Verónica O.M.
Buen fin de semana a todos.

jueves, 8 de noviembre de 2012

LUIS ALFER (4)

Sonó el teléfono y Luis no llegó a tiempo de cogerlo.
-¡Caray, no lo he cogido por los pelos!

Y se quedó cerca del teléfono,  por si volvía a sonar. Bastaron unos pocos segundos, para que volviese a hacerlo.
-Ring, ring, ring.
Al tercer aviso, levantó el auricular.

-Soy Luis Alfer, ¿en qué te puedo ayudar?

La persona se puso a llorar. Luis esperó a que se serenase. No tenía ninguna prisa, ya que la consulta sería más larga. Y equivalía, a tener más ganancia.
De vez en cuando preguntaba
-¿Estás ahí?
Nadie contestaba. Y siguió esperando hasta que...

-¿Quiero saber, si me va a tocar un bingo?

Luis esperaba otro tipo de pregunta, dada la llantera de la mujer.

-¿Dime tu nombre o signo, y edad?

-Soy Sagitario, de cuarenta y nueve años.

-Cuando quieras corto.
Empezó a barajar las cartas ruidosamente.

-¡Corta!

Y Luis aprovechó aquello, para hacerse el simpático.
-¡Cariño corta no, larga!

La mujer se rió. Pero después del rato pasado, aquella risa sonó demasiado falsa.

Y como era habitual en él, con una sola carta hizo su predicción.

-Me sale la rueda de la fortuna. Te tocará ese bingo, te lo pronostico. 
A Luis, se le quedaron las ganas de saber. Y dado como era él preguntó directamente.
-¿Sagitario, porqué llorabas?

-De la emoción, de  poder hablar contigo.

-Pensaba que por otra cosa. Eres muy sensible.

-Lo soy Luis y mucho. 
La mujer sonrió
-Muchas gracias Luis, ya te contaré cuando lo gane. Me hace mucha falta, me caso dentro de seis meses. Chao.

La mujer, no esperó a nada más y cortó la llamada. Y Luis, se quedó allí con cara de tonto.
Autora Verónica O.M.

jueves, 1 de noviembre de 2012

¿QUÉ OPINAS, ES UN DEJÀ VU?

Imagen de internet

Como cada noche el mismo ritual. Ir al baño, cepillarse los dientes e irse a la cama.
No tenía sueño. Como siempre... tendría que dar mil vueltas en la cama antes de dormirse. Resignada esperó el sueño tan ansiado.
Al final se quedó dormida.
Cuando, ya llevaba rato en la cama. Empezó a tener un sueño muy extraño.
Se vio en un lugar. Concretamente, una calle que no conocía. Parecía haber retrocedido en el tiempo.
Era una calle de tierra y piedra. No había asfalto. Con casuchas muy feas a ambos lados, y una cuesta muy empinada. La sensación era muy extraña. Empezó a caminar hacia arriba, subiendo aquella cuesta y mirando aquel lugar sin comprender nada.
Había más personas no muchas, y al igual que ella subieron por una escalera saliendo al exterior. 
Al salir, se dio cuenta que ya era otro tiempo "el presente" Miró para todos los lados, y comprendió que aquel lugar lo conocía a la perfección. Estaba en el centro de la capital, dónde tantísimas veces había estado y paseado.
Debajo de sus pies, quedaba aquel otro que se le mostró en sueños.
"Este sueño es real" y con lo vivido en él, he escrito este relato.
¿Qué opinas, es un dejà vu?
Autora Verónica O.M.