martes, 29 de enero de 2013

HELIODORO (6)

Simpático gif  en movimiento de internet

La vieja se despidió no sin antes alertar a la mujer. -Este lugar no es para ustedes, yo ya se lo he advertido.

La mujer le dio las gracias, aunque se le había quedado muy mal sabor. Y si miedo tenía, ¿ahora se le había multiplicado por dos? ¡No, por mucho más! Aunque no lo diría y se lo comería ella sola.
Su hijo nada debía advertir. ¿Qué tipo de madre sería, si era incapaz de cuidar de ellos dos? Eso por lo menos era lo que pensaba.

Cuando cerró la puerta, Hugo preguntó a su madre. -¿Qué quería esa vieja bruja?

-¡Hugo, eso no es forma de hablar de una mujer mayor!

-Mami, seguro que lo pensaste también.

-Es cierto que no es nada agraciada, pero de eso a bruja.

-¿Confiésalo, mami? lo pensaste, lo pensaste, lo pensaste, lo pensaste.

-Está bien, Hugo. Lo pensé pero me arrepentí al momento.

El niño empezó a hacer palmas -¡Bien, lo has confesado!

-Pero solo porque me sonsacaste.

Debido al ruido de las palmas el fantasma Heliodoro se dejó ver unos segundos, el tiempo suficiente para que madre e hijo lo vieran, ninguno dijo nada pero los dos esto fue lo que pensaron.

La madre... -¡Por Dios, un fantasma!

Hugo... -Ya te pillaré, te vas a arrepentir.
Autora Verónica O.M.
Continuará
Continuemos completando historias. Me meto en unos berenjenales, jaja.

8 comentarios:

silvo dijo...

Jajaja, es que está muy bien descrito lo que pensaron, ese niño tiene un peligro..., jaja, besos!

Verónica dijo...

Para silvo
Hugo es un pequeño monstruillo, por lo menos para el fantasma Heliodoro. No sabe lo qué le espera, jaja
Besos

Pluma Roja dijo...

No entendí eso de: "continuaremos completando historias" O es que estás inventando este relato apenas.

Me gustó mucho, besos Vero.

Verónica dijo...

Para Pluma Roja
Me alegra te guste, apreciada Aída.
Completar historias, me refiero a finalizar las qué tengo empezadas que son muchas.
En este blog, tengo dos sin finalizar esta que has leído y otra titulada Luis Alfer, poquito a poquito las iré terminando. Además tengo tres más entre los otros blogs, todo un lio qué no se ni como me aclaro, jaja
Besos

josep dijo...

Simpático y divertido relato, además engancha y se te hace corto. Me encanta tu blog y pasare a visitarte siempre que pueda ya que ando un poco liadillo y por eso tardo en contestar pero agradezco muchísimo vuestr4as visitas y comentarios en mi blog. todos tus blogs son preciosos y muy agradables de visitar, se pasa un rato estupendo en ellos lastima que yo como te digo ando un poco liado cuidando nietos, pero muy feliz de hacerlo aunque eche de menos esto.
Un cordial y afectuoso saludo.

Verónica dijo...

Para josep
Muchas gracias por tus palabras, no sabes lo qué me alegran.
Pasa cuando puedas, me hago cargo de tú falta de tiempo.
Saludos

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

....Je je que bueno nos sorprendes ; )
Este Hugo si que es un verdadero pillo!
y la mamà, como que si no advirtiera
su precocidad y en cierto modo
lo sarcàstico del chico.

Cada vez està esto màs interesante
Abrazos!

Verónica dijo...

Para Francisco Josè Lazo Melhado
Me alegra sorprender, jaja
Hugo es un buen fichaje, aunque se lo lleva bien callado. La mamá, quizás no perciba esa precocidad porque está demasiado ensimismada en ella misma, queriendo qué pase inadvertido el miedo y preocupación por no creer estar a la altura de las circunstancias qué les toca vivir, no nos olvidemos qué ahora ella hace de padre y madre a la vez.
Abrazos, buen finde