jueves, 24 de enero de 2013

VISITA

Preciosa imagen de internet

Aquella noche, y en medio del sueño...
Apareció su hermano, fallecido hacía más de un año. Lo vio, tal y como era en vida. Se dirigió a ella hablándole muy rápido. Era totalmente inteligible su vocabulario.
Fueron unos pocos segundos, y desapareció.
La mujer, se despertó sobresaltada. Su hermano, la había visitado dispuesto a hablar con ella.
Supuso lo qué él quería, y a pesar de sentirse triste por su muerte, ¡sonrió! 
Él no supo, o pudo hacerlo del todo bien, pero sin duda solo era cuestión de tiempo.
Autora Verónica O.M.

8 comentarios:

silvo dijo...

Parece que el mensaje fue realizado ya que ha sido entendido, besos!

Verónica dijo...

Para silvo
Muy cierto, Silvo. Pero me temo, qué este hermano no desistirá hasta qué se haga entender a la perfección. Es la asignatura pendiente, para poder seguir avanzando.
Besos

Sara O. Durán dijo...

Fíjate Vero, que a veces a quienes queremos y ya se fueron, le soñamos con mensajes muy significativos. A mi me sucede mucho con mi papá. Lo que sueño, me ayuda a tomar decisiones.
A ver que sucede más adelante con el protagonista de esta entrada.... si no es ficción.
Besos

Mirella S. dijo...

Qué extraño eso de los sueños con personas muertas, a veces son tan vívidos y se recuerdan tan fielmente los diálogos, hay que prestarles atención, algo nos está diciendo el inconsciente a través de ellos.
Un gran abrazo

Verónica dijo...

Para Sara O. Durán
Sara, es cierto cuanto comentas. Se dice, qué cuando soñamos con padres o abuelos, estemos atentos a lo qué nos dicen, ya qué nos traen buenos consejos.
Y no es ficción, aunque hice con él un microrrelato
Besos

Verónica dijo...

Para Mirella S.
Muy cierto, benditos sueños qué a veces nos traen lo qué necesitamos para seguir caminando, aunque por el camino perdamos a quienes queremos. Unos antes, otros después...
Besos

Isabel Alvarez dijo...

precioso micro. Yo a veces he soñado con seres queridos que se marcharon y no siempre los he entendido, y cuando eso me sucede me queda un pesar que tardo días en olvidar.
Besos.

Verónica dijo...

Para Isabel Alvarez
Isa, me alegra te guste. Cuando no lo entiendes, debes analizar más el sueño hasta qué tenga su coherencia. Ellos no desistiran de aparecer en tus sueños, hasta qué no te hayan dado su mensaje. Por lo menos es mi opinión, qué indudablemente puede estar equivocada.
Besos