lunes, 22 de abril de 2013

CLARA SOTO (3DE 56)


Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi

Cogió el metro de vuelta. Su cara reflejaba decepción.
Pasó la tarde limpiando un poco, últimamente estaba cansada y no tenía motivación por nada. El cambio de vivienda, le supuso tenerse que adaptar a otro lugar, las pocas conocidas que tenía estaban en la otra parte de la ciudad, y debido a sus trabajos y obligaciones familiares era muy difícil que se pudieran reunir.
Miró por la ventana. Las personas, iban de un lugar a otro, y cada una a lo suyo. Parecía como si todo el mundo llevase prisa.
-¡No me tuve que cambiar de vivienda, no conozco a nadie aquí!
Dijo en voz alta

Se sentó en el sofá. Al rato ya estaba tumbada a lo largo, era tanto su hastío que se quedó allí dormida, hasta que escuchó a su marido abriendo la puerta.
De un brincó saltó de allí, e hizo ver que estaba colocándolo bien.

-¡Ya estoy en casa! 

La mujer, ya se había pasado los dedos por el pelo. No quería que se diese cuenta lo que había estado haciendo (dormir)

-¿Fuiste al hospital, Clara?

-Si, si he ido.

-¿Y que?

-Me darán los resultados en un mes.

El marido la abrazó. La mujer se dejó querer, tenía en su conciencia que había perdido un buen dinero. Le preocupaba que se enterara, pedía a Dios que no se diese cuenta de ello.

-¿Que has hecho hoy?

-Fui al hospital, después me vine a casa. He estado limpiando.

-¿Me compraste lo que te encargué?

-¿El qué? 
Preguntó nerviosa

-Las cuchillas de afeitar, y las cervezas.

-Lo siento Manolo, se me olvidó. Mañana lo compraré.
Continuará
Autora Verónica O.M.

4 comentarios:

silvo dijo...

Parece llena de problemas, debe cuidarse, besos!

Verónica dijo...

Para silvo
Y más que se complicará, ya verás.
Besos, feliz tarde

LOS OJOS DE LA NIEBLA dijo...

Esperamos la próxima parte...

Verónica dijo...

Para LOS OJOS DE LA NIEBLA
Muchas gracias por hacerlo.
Besitos