jueves, 25 de abril de 2013

CLARA SOTO (5 DE 56)


Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi


Al entrar, sonrió pensando ganar aquella mañana un bingo.

Se acercó, la misma camarera que el día anterior.
-¿Que va a tomar?

-Un cubata, por favor.

Empezaron a llegar algunas personas, muchas más mujeres que hombres, ella las miró de reojo y pensó que eran unas desocupadas y aburridas amas de casa como ella misma.
La camarera ya había traído la bebida, que la dejó encima de un posa vasos
Clara bebió un trago, y de no gustarle demasiado aquella bebida parecía que se estaba habituando demasiado a ella.
Cogió dos cartones al principio, y poco a poco se iban sumando más.
Pasó rato y no ganó absolutamente nada. Se marchó de allí con lo justo para comprar el pan, y los encargos de Manolo. Al día siguiente debería volver al banco nuevamente.
Se subió en el metro. Iba muy defraudada. En varias ocasiones había estado a punto de llevarse la línea, pero al final otra persona era quien la cantaba. Por lo bajito se acordaba de toda su familia.

Se dirigió hacia el mercado municipal, casi a punto estaban de cerrar. Por suerte aun quedaba algo de pan, y compró una barra. Subió unas escaleras mecánicas y entró en el supermercado. Cogió las cuchillas, y seis latas de cerveza. Pagó y marchó para casa.

Llegó a la vivienda y depositó las cervezas en la nevera, a Manolo le gustaban muy frías.
Miró el interior del electrodoméstico, e hizo un gesto que la hizo parecer fea.

-Ya está casi vacía. Ojalá el no se de cuenta.
Se preparó una ensalada y un poco de queso para comer. El pollo lo dejaría para que Manolo cenase.
Pasó la tarde viendo el cotilleo de la televisión
-¡Que bien que viven algunas hijas de puta!
Y allí se quedó sentada hasta que Manolo llegó de trabajar

-¿Dónde esta mi mujercita?

-En el salón. 
Acababa de parar el televisor.
Continuará
Autora Verónica O.M.

6 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Muy bueno, jajajaja. Espero la continuación.

P.D. Ya pude entrar.

Besinos.

silvo dijo...

Encima del juego se habitúa al alcohol, necesita ayuda esta mujer, besos!

Paraíso Perdido dijo...

Aiiinnss que pena me da esta mujer,y el marido que no se da cuenta de nada...

Besos amiga.

Verónica dijo...

Para Pluma Roja
Me alegra te lo parezca, Aída. La continuación más tarde.
Besos, muy buen día (por aquí lluvia y viento)

Verónica dijo...

Para silvo
La necesita, aunque ella no es consciente de ello.
Besos, feliz tarde

Verónica dijo...

Para Paraíso Perdido
El marido no se la da todavía, aunque no tardará en cambiar las cosas, ya verás.
Besos, buen día