lunes, 1 de julio de 2013

CLARA SOTO (29 DE 56)

Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi



Se separaron y miraron a los ojos, Bruno la miraba sonriente, Clara se sentía bien aunque se dio cuenta que no debía precipitarse, no podía permitirse tener otro fracaso.

-Clara, te noto preocupada, ¿te ocurre algo?

-Pienso que no debemos correr, además no se lo que esperas de mi.

-¿Quieres saberlo?

-¡Claro!

-Me apetece tener contigo una relación seria, no soy de esos que gusta cambiar de mujer constantemente, tu eres lo que busco.

-¿Y que buscas?

-Una mujer como tu.

-Casi no me conoces, no puedes saber como soy.

-Si lo se. ¿Quieres que te diga como eres? pues allá va... Eres atrevida, guapa, agradable, y tienes una mirada que dice muchas cosas de ti, y eso me gusta.

-Si supieras algunas cosas no pensarías así.

-¿Ya empiezas? no me interesa para nada lo que hicieras, tu vida conmigo empieza ahora, lo demás si a ti te hace daño no tocaremos ese tema. ¿Está claro?

-Lo está.

-No seas boba. Me gustas mucho, a ti no parece que yo te desagrade, no veo el problema por ninguna parte.
Dicho esto el hombre la atrajo contra el y abrazó, Clara se dejó querer, allí en aquellos brazos se sentía muy bien, por unos momentos quiso borrar de un plumazo toda su vida anterior, aunque aquello era imposible.

-Se está haciendo tarde, debes volver a tu trabajo.

-¡Es cierto! me tengo que marchar.

-Te acompaño, también yo tengo que volver.

Al poco rato, ya estaban de nuevo en la calle dispuestos para seguir trabajando, y echaron a andar.

-Mañana nos vemos, esta noche es imposible, tengo que visitar a unos clientes para unas firmas.

-Vale, Bruno. Hasta mañana.

-Adiós. Piensa en mi.

Ella lo miró y sonrió, tenía clarísimo que pensaría en el. Entró en la boutique, el sonido de la campanilla musical la volvió a la realidad.
Autora Verónica O.M.
Continuará


16 comentarios:

silvo dijo...

Ese Bruno y los clientes jaja, que esa disculpa ya la conozco jaja, en serio me gusta que no quiera saber de lo anterior siempre y cuando no se sorprenda en exceso de lo que quiere comenzar, besos!

Verónica dijo...

Para silvo
No le ha mentido, si lo sabré yo, jaja.
Veremos como continua esta relación.
Besos, buena noche

Rita dijo...

Parece que promete, tiene buenas intenciones
Veremos
Bsss

Pluma Roja dijo...

Bueno amiga, aquí estoy esperando los próximos capítulos.

Saludos cariñosos Vero.

ana dijo...

¡Que bien! ¡Que bien! Clara formalita y Bruno encantador. Un abrazo

Universo dijo...

Esto se pone calentito. No se que pensar el Bruno es demasiado amable.
Verónica, besos.

Sara O. Durán dijo...

Uuh, que chiste... Al Bruno ese le hace falta hablar menos y acxtuar más, jejeje!
Besos, Vero.

Maria De Los Ángeles dijo...

Esperaremos a ver que les ocurre a esta parejita.
Un beso

Verónica dijo...

Para Rita
Las tiene. Veamos como continua.
Besos

Verónica dijo...

Para Pluma Roja
Aída, muchas gracias por seguirla.
Besos

Verónica dijo...

Para ana
Ana, eso al menos parece, esperemos nada ni nadie lo estropee.
Un abrazo

Verónica dijo...

Para Universo
Demasiado amable, y no te fias, deseo cambies de opinión.
Besos, Universo

Verónica dijo...

Para Sara O. Durán
Se lo diré de tu parte, jaja.
Besos, Sara

Verónica dijo...

Para María De Los Ángeles
Esperemos... De momento se están conociendo.
Un beso

Marco Rocca dijo...

Escrevestes uma bela história de amor... Parabéns!

Anónimo dijo...

Parece que el amor quiere florecer... ¡maravilloso!, que asi sea...

saludos