sábado, 13 de julio de 2013

SIN ALAS


Le cortó las alas
ya no puede volar...
La melancolía es su
forma de vida
ya no quiere luchar
y espera la muerte
como un aliciente
para que su espíritu
pueda elevarse.
Y llorando recuerda
aquellas alas que
le daban la libertad
pero que a el
no gustaba tuviera.
Y decía amarla...
hay amores que matan.
Verónica O.M.

7 comentarios:

AMALIA dijo...

Bonito y melancólico poema.

Un abrazo.

Fiaris dijo...

Si los hay,nunca lo vivi pero a mi alrededor en estos días alguién muy cercano lo sufre,abrazos buen finde

silvo dijo...

Hay amores que derivan en daño, no serían nunca amor ya que no debería molestarle el vuelo si no parecerle el vuelo más bello que ve. me gusta esa descripción que haces de libertad y amor ya que creo que no hay amor si no se basa en la libertad ¿qué gracia tendría una relación si no?, querer vivir ese amor juntos es ambas cosas a la vez, besos

Sara O. Durán dijo...

Sí que hay amores que matan! malas elecciones... no huir a tiempo!
Qué tengas un bellñisimo fin de semana, amiga!

Pluma Roja dijo...

Dicen que el amor no mata, pero creo que sí los hay es cierto lo que dice Sara se debe saber elegir.

Besos

Jordi lópez pérez dijo...

Precioso relato Vero,pero permíteme que haga un pequeño comentario.....la fotografía es preciosa y representa muy bien el relata.Me gusta!

Un abrazo y buena semana,Vero.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El problema, Verónica, de esos amores matadores, es que a algunas mujeres les place, cuando debían emanciparse, y mandar al carajo a su pareja matonera. Un abrazo. Carlos