PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

jueves, 18 de julio de 2013

UNA ESTAMPITA DE SAN... MIS PERSONAJILLOS DE POCA MONTA

Bonito dibujo de internet

El hombre quería recordar cuando era niño...
Y no se le ocurrió otra cosa que bajar la escalera muy deprisa, no supo como se lo montó pero sus piernas se le enredaron haciéndole caer al suelo. Sin ninguna duda pudo ser peor, ya que no se rompió ningún hueso.
En el asfalto se dejó un peine, la dentadura postiza,  y la cartera. Aunque el no se dio ni cuenta. Se levantó rápidamente, por aquello de no hacer el ridículo. Al momento había desaparecido de allí.
Otro que desde lejos lo había visto todo...
Fue hasta aquel sitio, al observar que en el suelo algo se le había caído a aquel hombre.
-Joder, un peine. ¿Para que lo quiero si soy calvo? Una dentadura, ¡qué asco! Hostia, una carterita flamante seguro que tiene buena guita. La abrió y se llevó un chasco. Allí dentro solo había una estampita de un santo al que no tenía el gusto de conocer. En la parte de atrás y escrito en mayúsculas:
-SÉ BUENO, NUNCA ROBES, Y SOCORRE A QUIEN LO NECESITE.
Se le quedó mal cuerpo, no tenía ningún interés en llevarse nada de aquello, aunque la cartera al ser nuevecita si pensó en un primer momento quedársela.
Echó a correr con las tres cosas en la mano...
-¡Oiga buen hombre, se le ha caído esto!
Se puso rojo como un demonio, ahora tenía la certeza de que aquel otro lo había visto aterrizar en el suelo. Y disimulando más mal que bien...
-Gracias, ni cuenta me había dado. ¿Porqué no se las quedó usted?
-El peine, para que lo quiero si soy calvo. La dentadura, no es que esté sucia pero para estas cosas soy muy delicado, en mi boca no entra cualquier cosa. Y la cartera, que quiere que le diga a usted... si le soy sincero pensaba llevaba dinero, me encontré con que solo llevaba una estampita de san...
-¿De san qué? -preguntó el otro-
-Eso deberá decírmelo usted.
-No es un santo, es mi hermano disfrazado.
-Ya decía yo no conocerlo. Bueno, que pase un buen día.
-Qué también lo pase usted.
Autora Verónica O.M.

10 comentarios:

  1. Buena historia bien podría ser real amiga,abrazote

    ResponderEliminar
  2. Le ha servido al espabiladillo ladrón como lección, besos!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja! Qué cómico!... Mmm.. por que no nos ha sucedido... que te diré, igual de cómico, si nos sucediera... una vez pasado el trance, claro!
    Besitos Vero.

    ResponderEliminar
  4. Hola Verónica: Muy graciosa tu historieta y da un poco pensar aquello de que..."Sube las escaleras como viejo y llegarás como joven"...
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. jajaja,muy bueno Verónica!!! Menudo chasco se llevó e ladrón. Eres muy creativa y me gusta!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Vaya¡ si hubiera llevado dinero, u otras cosas de valor. Bueen chasco se llevó el hombre. Qué bien retratas la condición humana. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  7. Vero: Asómate a mi casa, te intesa tal vez.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola vero dando vueltas y leyendo llego aquí, me ha encantado esa forma de protejer la cartera con San no se quien, hizo que el señor que lo encontró fuera hones, me he reído de buena gana.Te deseo una buena y Santa Semana.
    Perdón, por no poder visitarte tan seguido como antes, he tenido unos días muy irregulares y ajetreados, dejo un poema pero no actualizó.
    Paso a saludar y despedirme, me ausento por un tiempo, te visitaré a mi regreso, sepas que no te olvido.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...