martes, 5 de noviembre de 2013

CLARA SOTO (56 Y FINAL)

La vida de Clara iba muy bien enfocada, se mudó al piso de Bruno dónde serían inmensamente felices. 
Siguió en la boutique, Marta estaba con ella encantada. Las ventas empezaron a subir al vender prendas más asequibles.                                                   
Manolo y Carol estaban también muy felices, ambos ya sabían lo que era haber fracasado con sus parejas, y esta nueva relación la cuidarían con mimo. 

El matrimonio se divorció sin ningún problema, no sin antes haberse pedido perdón por las cosas inadecuadas que habían sucedido entre ambos. 

De momento ninguna pareja se casó, pero lo harían más adelante...

Clara fue madre de un niño a los dos años de estar con Bruno. Carol ya no lo intentó debido a que era algo mayor, pero si harían por adoptar un pequeño que necesitase de unos padres.
Y aquí acaba la novela, espero que os haya gustado. Mil gracias a quien la siguió.
FIN
Autora Verónica O.M.

9 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Un buen cierre me gustó mucho y me quedo triste por los personajes con quienes ya me había encariñado.

Felicitaciones Vero un fuerte abrazo.

Hasta pronto.

silvo dijo...

Me ha gustado mucho, estas dos parejas quedan bien situadas para la vida, espero continñuen bien ahora que ya no les vamos a vigilar jaja, besos!

ana dijo...

Vero, has elegido un final muy feliz y muy positivo que falta nos hace con los tiempos que corren, por lo menos en la ficción nos damos ese gustazo. Muy bien ¡Felicidades! un abrazo

Universo dijo...

Me gusto mucho. Y lo que más me gusto fue, que las dos parejas están cómodas con sus respectivos acompañantes.
Verónica, Felicidades te quedo guay!!!. Muchos besos.

Verónica O.M. dijo...

Para Pluma Roja
Gracias, amiga.
Las historias tienen un comienzo y un fin, hay que darle cabida a otras nuevas.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Gracias, Silvo.
No es necesario vigilarlos, cada uno tiene muy claro lo que quiere, jaja
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para ana
Gracias, Ana.
Tu lo has dicho y muy bien. La ficción está para manejarla a nuestro antojo, para calamidades ya tenemos la vida real.
Un abrazo

Verónica O.M. dijo...

Para Universo
Gracias, Universo.
Las parejas no se pueden quejar conmigo, jaja
Besos

Sara O. Durán dijo...

Bonito desenlace!
Besos, Vero.