viernes, 6 de diciembre de 2013

JEREMY Y YOLANDA CAPÍTULO Nº 8

Al entrar se encontró a sus padres dialogando, sentados en el sofá y esperándola.

-¡Llegas un poco tarde Yolanda! -Fue su madre quien lo dijo.

-Si, me entretuve con María, lo siento.

-No pasa nada. -Dijo el cabeza de familia. -¿No vas a dar un beso, a tu padre?

-¡Si! -Se acercó hasta él besándolo en la mejilla.

-¡Ay mi niña, cuanto has crecido, y ya una mujercita! debería encerrarte en un torreón para que no venga ningún sinvergüenza y te lleve.

-¡Que cosas que tienes, José! Anda hija, lávate las manos que vamos a cenar.

Yolanda se dirigió hacia el aseo, dónde se lavó las manos, se miró en el espejo y vio como sus ojos brillaban de una forma... Debería tener cuidado, para que sus padres durante la cena no se diesen cuenta de ello. -¡Te quiero Jeremy! -Y lanzó un beso al espejo, deseando que estuviese allí y lo recogiese.

Cuando salió la mesa estaba puesta, sus padres y la cena esperándola.
Autora Verónica O.M.
Continuará

6 comentarios:

Misterio Azul dijo...

Qué bonito es el amor!!

Tu relato lleva mucho detalle, muy bonito.

Mil besos

Verónica O.M. dijo...

Para Misterio Azul
Si que lo es.
Me alegra te guste, gracias.
Los detalles son importantes, así se comprende mejor la historia.
Besos

Misterio Azul dijo...

Claro que son importantes.

Besos, guapa.

Verónica O.M. dijo...

Para Misterio Azul
Compartimos opinión, gracias por volver a comentar.
Besos, más guapa tu

silvo dijo...

Miuchos padres que adoran a sus noñas piensan que nadie las merece, besos!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Eso es muy cierto.
Besos