PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

martes, 30 de abril de 2013

CLARA SOTO (8 DE 56)



Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi

Llegó a casa, con un par de bolsas en la mano. Su contenido seis cervezas, algo de fruta, verdura, carne, y una barra de pan. Las dejó en el salón. Y marchó deprisa al baño.
Abrió el grifo de la bañera, mientras tanto se iba desnudando.
El agua quemaba, así que la graduó para que saliera más templada. Se frotó y frotó con la esponja por todas partes, como si  haciéndolo aquello no hubiera sucedido.
Estuvo debajo del agua mucho rato, y empezó a llorar. Sentía asco de ella misma, pero tenía la certeza de que al día siguiente de nuevo iría. Le daba pánico pensar, en lo que se estaba convirtiendo, pero era incapaz de dejarlo.
Una vez secado su cuerpo, se vistió con un pijama veraniego, compuesto de pantalón cortito, y una camiseta de tirantes.

Ya en la cocina, se dispuso a guardar la compra.
No tenía hambre. Un vaso de leche fue toda su comida.
Conectó el televisor, por aquello de tener compañía. Sus pensamientos los tenía en otra parte. En el bingo, en el lavabo con aquel baboso, asqueroso, y aprovechado...

El ruido de la llave la sobresaltó, pero permaneció quieta, con la vista como ida. Se incorporó un poco para besar a su marido.

-¿Clara, te encuentras bien?

-Estaba agotada, supongo que a causa del calor.

-Si, seguro que es eso. Hoy ha sido bestial, y dicen que las temperaturas aún subirán más. Clara, tengo hambre, he llevado un día agotador, tan solo paré un momento para comerme un bocadillo.

-Ahora preparo la cena.  Compré unos filetes, los voy a empanar. ¿Que te parece?

-Lo que gustes, ya sabes que tengo buena boca.

Clara escuchó el sonido del agua al caer.
Sacó una lata de cerveza bien fresca, a su lado puso un vaso, lo dejó encima del marmol de la cocina. Y se dispuso a preparar la cena.
Continuará
Autora Verónica O.M.

lunes, 29 de abril de 2013

BAILARINA


Bonita imagen de internet

La danza era su vida
danzó y danzó
cerrando sus ojos
estaba transformada.
Parecía flotar en el aire
sus brazos y manos parecían 
pequeñas y hermosas alas.
La danza era su vida
y para ella vivía...
Verónica O.M.

CLARA SOTO (7 DE 56)

Manolo ya se había marchado hacia el trabajo, Clara se hizo la dormida, la dejó que descansara, últimamente por mucho que ella tratara de disimularlo, estaba claro que algo la inquietaba.

Se levantó cuando el cerró la puerta, dirigiéndose al baño. Se miró en el espejo del lavabo. Se vio mala cara.

-Eso lo arreglo, cuando me maquille un poco.

Desayunó, e  hizo la cama, limpió el polvo, fregó los platos de la cena. Después pasó la fregona.
Mientras se duchó, y maquilló, vistiéndose a continuación.
Iría de nuevo al banco, haría la compra. Esa era su intención...
Cuando se dirigía hacia el mercado municipal,  cambió de idea y sus pasos ya iban hacia el metro. Esperaba ganar,  y sino  se retiraría sin gastarlo todo.
Entró en el bingo, su maquillaje había obrado un milagro, se veía de un guapo subido, bien vestida, y perfumada. 
Con un gesto de cabeza, la camarera ya entendió lo que quería. Al rato, pidió otro cubata de la misma forma.
A medida que pasaba la mañana mucho más defraudada, pero era incapaz de parar. Cuando decidió hacerlo ya no le quedaba nada. Fue al baño, parecía que no había nadie más que ella y se dejó llevar por los nervios. 

-¡Serás idiota, Clara! ¿ Y ahora qué?

Empezó a llorar

Al otro lado del tabique, alguien la escuchó. El hombre que salía del baño de caballeros asomó su cabeza.

-¿Te puedo ayudar?

-¡No!

Contestó llorando

El hombre entró,  y bajando mucho la voz se puso detrás de la puerta. No quería que nadie lo viese allí.

-¿Que te pasa? ¿Es porque perdiste todo el dinero?

-¡Si, mi marido me mata, si llega a enterarse!


-¿Cuanto te hace falta?


-Por lo menos para hacer la compra.


-¡Así que eres una ludópata!  Si quieres, te puedo dar unos treinta euros, pero te los tienes que ganar.


-¿Que es lo que tengo que hacer? 

Preguntó, ya parando de llorar

-¡Ya sabes!


-Te confundes, no soy puta.


-¿Quieres el dinero o que?


-Lo necesito.


Entraron en uno de los baños. Allí la mujer se ganó aquel dinero, después de hacerle una felación y dejarse penetrar. Se daba cuenta, que aquello ya no podría frenarlo y cada vez iría a peor.


Pasó por el mercado, y compró algunas cosas con aquel dinero.
-¡Qué asco me doy!
Continuará
Autora Verónica O.M.

sábado, 27 de abril de 2013

CLARA SOTO (6 DE 56)


Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi


Se metió en la cocina dispuesta a preparar la cena. Para ella pensaba preparar una ensalada, para Manolo el pollo que le quedaba en la nevera, y un plato de sopa del día anterior.
Mientras quitaba la piel al pollo, Manolo abrió la nevera y...
La mujer dándose cuenta de eso,  ya se puso a la defensiva. Sin duda se iba a liar.

-¿Clara, desde cuando no haces la compra?


La mujer ya estaba preparada para aquello, y aparentando estar calmada le contestó

-Desde el otro día.
Contestó sin especificar cuando fue

-¿Supongo, que sabes que tenemos que comer?


-¡Claro, Manolo! No me encontraba muy bien, así que lo dejé para otro día.


Aquella respuesta no satisfacía al marido, que ni corto ni perezoso marchó al dormitorio en busca de la cartilla de ahorros. Miró la última hoja anotada, y vio que allí se había sacado bastante dinero en las últimas operaciones.


Clara interiormente presentía que se iba a liar, nerviosamente estaba discurriendo que mentira poderle echar.


Manolo fue de nuevo hacia la cocina, su semblante estaba muy serio.

-¿Para que has sacado tanto dinero?

-Manolo, para comprar.

Y su gesto parecía de ofendida.

-¿Qué dinero tienes en casa? ¡Saca todo el que tengas!


Ahora si que se iba a liar, le quedaban unos cinco euros en total.


-¿Eso es todo lo que te queda?


-¡Es que me robaron Manolo! No te lo quise decir...

Clara se puso a llorar

 El hombre la había gritado y puesto muy nervioso, y se sintió muy mal por ello.

-¿Como ha sido eso? 
Le preguntó en un tono más calmado

-Salía del banco y me lo quitaron.


-No comprendo como te lo quitaron. Tu bolso está en la habitación,  y la cartilla la tengo en la mano. ¿Dime como?


-Estaba contando el dinero cuando me lo quitaron.


-¡La verdad es que no lo entiendo! ¿Como se te ocurre contarlo en la calle?


Ella se acurrucó contra el, pidiendo al cielo creyese lo que ella se había inventado.

Continuará
Autora Verónica O.M.

viernes, 26 de abril de 2013

ANDAR PARA ATRÁS

Bonita imagen de internet

Andar para atrás no es normal
los pasos siempre hacia adelante.
Casi sin palabras sabemos
el tema de que trata.
Verónica O.M.

jueves, 25 de abril de 2013

Los niños son...

Hoy es el día Internacional contra el maltrato infantil. Aquí dejo mi granito de arena.
Está en mi blog Me llaman Vero
http://mellamanvero.blogspot.com

CLARA SOTO (5 DE 56)


Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi


Al entrar, sonrió pensando ganar aquella mañana un bingo.

Se acercó, la misma camarera que el día anterior.
-¿Que va a tomar?

-Un cubata, por favor.

Empezaron a llegar algunas personas, muchas más mujeres que hombres, ella las miró de reojo y pensó que eran unas desocupadas y aburridas amas de casa como ella misma.
La camarera ya había traído la bebida, que la dejó encima de un posa vasos
Clara bebió un trago, y de no gustarle demasiado aquella bebida parecía que se estaba habituando demasiado a ella.
Cogió dos cartones al principio, y poco a poco se iban sumando más.
Pasó rato y no ganó absolutamente nada. Se marchó de allí con lo justo para comprar el pan, y los encargos de Manolo. Al día siguiente debería volver al banco nuevamente.
Se subió en el metro. Iba muy defraudada. En varias ocasiones había estado a punto de llevarse la línea, pero al final otra persona era quien la cantaba. Por lo bajito se acordaba de toda su familia.

Se dirigió hacia el mercado municipal, casi a punto estaban de cerrar. Por suerte aun quedaba algo de pan, y compró una barra. Subió unas escaleras mecánicas y entró en el supermercado. Cogió las cuchillas, y seis latas de cerveza. Pagó y marchó para casa.

Llegó a la vivienda y depositó las cervezas en la nevera, a Manolo le gustaban muy frías.
Miró el interior del electrodoméstico, e hizo un gesto que la hizo parecer fea.

-Ya está casi vacía. Ojalá el no se de cuenta.
Se preparó una ensalada y un poco de queso para comer. El pollo lo dejaría para que Manolo cenase.
Pasó la tarde viendo el cotilleo de la televisión
-¡Que bien que viven algunas hijas de puta!
Y allí se quedó sentada hasta que Manolo llegó de trabajar

-¿Dónde esta mi mujercita?

-En el salón. 
Acababa de parar el televisor.
Continuará
Autora Verónica O.M.

miércoles, 24 de abril de 2013

CLARA SOTO (4 DE 56)




Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi

Se escuchó el despertador y al momento dejó de sonar, sin duda Manolo lo había parado. Sin pereza alguna se levantó dispuesto a ducharse y arreglarse. Le esperaba un día agitado.
Al ser camionero iba de un lugar a otro, lo mismo estaba cerca, que a muchísimos kilómetros, en realidad para el no era problema hacía ya muchos años que trabajaba en esto.
La que lo llevaba muy mal era Clara, Manolo no la dejaba trabajar fuera de casa, era de los típicos de que la mujer debía estar en casa, ya que el cobraba un buen sueldo.
Se habían cambiado de piso. Este estaba en una zona mejor, más grande y nuevo.

Se hizo la dormida, no tenía sueño ya que estaba preocupada, y no quería tener que cruzar palabra con su marido.

El hombre cerró con mucho cuidado la puerta, dejaría a su mujer que durmiera, tiempo tendría en todo el día de hacer sus quehaceres caseros.


Intentó dormir pero ya fue imposible. Se levantó de la cama, y fue derecha al baño. Después preparó su desayuno. Un café con leche y un donut.
-¿Ahora que hago? 
Dudó un momento. Y fue hacia el dormitorio a hacer la cama
Ordenó todo en un santiamén. 
Cuando abrieran el Banco, iría a sacar algo de dinero ya que estaba sin blanca. Se lo había gastado todo el día anterior.

-¡Que no se me olviden, las cuchillas de afeitar y las cervezas!

Se duchó y arregló. Salio dirección al Banco. Y al salir...
-Me voy al bingo, seguro hoy gano algo.
Continuará
Autora Verónica O.M.

lunes, 22 de abril de 2013

CLARA SOTO (3DE 56)


Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi

Cogió el metro de vuelta. Su cara reflejaba decepción.
Pasó la tarde limpiando un poco, últimamente estaba cansada y no tenía motivación por nada. El cambio de vivienda, le supuso tenerse que adaptar a otro lugar, las pocas conocidas que tenía estaban en la otra parte de la ciudad, y debido a sus trabajos y obligaciones familiares era muy difícil que se pudieran reunir.
Miró por la ventana. Las personas, iban de un lugar a otro, y cada una a lo suyo. Parecía como si todo el mundo llevase prisa.
-¡No me tuve que cambiar de vivienda, no conozco a nadie aquí!
Dijo en voz alta

Se sentó en el sofá. Al rato ya estaba tumbada a lo largo, era tanto su hastío que se quedó allí dormida, hasta que escuchó a su marido abriendo la puerta.
De un brincó saltó de allí, e hizo ver que estaba colocándolo bien.

-¡Ya estoy en casa! 

La mujer, ya se había pasado los dedos por el pelo. No quería que se diese cuenta lo que había estado haciendo (dormir)

-¿Fuiste al hospital, Clara?

-Si, si he ido.

-¿Y que?

-Me darán los resultados en un mes.

El marido la abrazó. La mujer se dejó querer, tenía en su conciencia que había perdido un buen dinero. Le preocupaba que se enterara, pedía a Dios que no se diese cuenta de ello.

-¿Que has hecho hoy?

-Fui al hospital, después me vine a casa. He estado limpiando.

-¿Me compraste lo que te encargué?

-¿El qué? 
Preguntó nerviosa

-Las cuchillas de afeitar, y las cervezas.

-Lo siento Manolo, se me olvidó. Mañana lo compraré.
Continuará
Autora Verónica O.M.

CLARA SOTO (1-2-DE 56)

Precioso dibujo al carboncillo de
Miguel Angel Omaña Rojas
Novela escrita por mi



Clara se dirigía hacia el hospital a hacerse un reconocimiento ginecológico, nunca se lo habían hecho en aquel lugar. Se había cambiado de domicilio hacía muy poco.
Aquella zona no la conocía, para desplazarse utilizó el metro. Preguntó  por dónde quedaba a una mujer que muy amablemente le indicó.
Iba mirando a ambos lados de la calle, no quería perder detalle ya que después debería volver a coger de nuevo el metro.
Andó un rato, y se fijó para su sorpresa que allí había un bingo, hacía un tiempo que le picaba la curiosidad, nunca antes había entrado en esos sitios.
Con aquella idea en la cabeza entró en el hospital. Preguntó en información por ginecología.

Se sentó en la sala a esperar que la llamasen. Y se distrajo mirando el interior de su bolso, para ver cuanto dinero llevaba encima.

Hacía un rato, había sacado un bono de diez viajes para el metro. Se aburría, y pensaba dar vueltas por la ciudad un día si y otro también.
Llamaron a una tal Julia Rodriguez. La mujer se levantó y entró en la consulta, ya solo quedaba ella y supuso sería la siguiente.
Y esperando, ocupó la mente en aquel bingo que había visto al pasar.

-¡Clara Soto!


Nadie contestó


La enfermera volvió a repetir más alto

-¡Clara Soto!

Ahora si que se enteró. Se levantó rápidamente, del asiento cogiendo su bolso.


Entró y la enfermera cerró la puerta detrás de ella.

(2)
A los quince minutos de haber entrado, la enfermera la acompañaba a la puerta ya efectuada su revisión.


- Clara, puede venir a buscar los resultados dentro de un mes.

-¿Debo pedir hora?

-No es necesario. El horario de las nueve de la mañana a las trece horas. De lunes a viernes.

-Muchas gracias. Adiós.


-Adiós, buenos días.
La enfermera, miró la lista que llevaba en la mano y llamó de nuevo a otra mujer.

Camino de vuelta, miraba  a ambos lados de la calle, para ver si seguía el camino correcto.
Andó un rato, hasta que vio de nuevo el bingo. Cruzó la carretera deprisa, no había pasado por el semáforo ni por el paso de cebra. Después pensó, que lo había hecho mal ya que algún poli la podía haber visto.
Dudó antes de entrar. Pero a pesar de ello, sabía que al final optaría por hacerlo.
Subió tres escalones, el bingo no estaba a nivel de calle. Al subirlos notó que sus piernas temblaban. 
Entró y se paró junto a una mesa. Parecía que allí debía entregar su carnet de identidad. Tomaron sus datos y al poquito estaba dentro de una sala muy grande. Dónde había muchas mesas, y algunas de ellas ocupadas. La mayoría por mujeres.

Una camarera muy simpática le preguntó
-¿Que desea tomar?

-Un cubata, por favor.

No tardó en tenerlo en la mesa. Se lo acercó a los labios temblorosos.

Otra señorita venía cargada de cartones. Ella al principio optó por dos.

Estaba a punto de empezar

Al poco rato se oyó una voz que gritaba
-Linea.

-La señora ha cantado línea.

Y seguidamente cantaron más números

El corazón le iba a cien. Tenía la ilusión de ganar aquel bingo, había escuchado que los novatos el primer día ya se estrenaban.
Se fue animando. Y el monedero cada vez estaba más vacío. Se dijo, que como llevaba un bono para el metro no tendría problema para regresar a su casa.
Perdió todo lo que llevaba. Salió a la calle muy defraudada, sin duda había tenido una mala mañana. Al siguiente seguro le iría mejor.
Continuará
Autora Verónica O.M.




sábado, 20 de abril de 2013

UN NIÑO NECESITA

Tierna imagen del Banco de imágenes gratuitas



Cuando se es niño se necesita
una mano a la que agarrarse.
Sentirse protegido y amado
esa es la mejor base para
ser un hombre de principios.
Verónica O.M.

viernes, 19 de abril de 2013

LUIS ALFER (14 Y FINAL)

Imagen de internet


Una vez dentro del piso...
Se besaron de nuevo. Un beso de tornillo, que los dejó sin aliento.

-¡Estás guapa!

Amparo sonrió, le enseñó dos hileras de dientes de lo más blanco. Hacian una buena pareja al ser los dos muy parecidos. Y encima estaba forrada de millones, que el muy gustosamente la ayudaría a gastarlos.

-Ya veo que te dedicas al tarot. Tengo una buena idea, contrataremos personal y tu a supervisar que todo vaya viento en popa. Te compraré un buen coche, tendrás los mejores trajes, y una mujercita de buen ver para ti solo. ¿Estás de acuerdo?

-Claro, Amparo. Antes eras una tia buena, pero ahora estás cañón.

-Vamos para la cama, y te enseño cuanto.
FIN
Autora Verónica O.M.

jueves, 18 de abril de 2013

HELIODORO (8 Y FINAL)




Simpático gif en movimiento de internet
historia escrita por mi

La madre puso el palo a la vista, el fantasma como tratase de asustarla no sabía lo que le esperaba, pero las piernas de la mujer temblaban como un flan. Estaba en la cocina y preparando la cena, cuando detrás de ella escuchó.

- Uhhhhh.

La mujer se volvió deprisa, cogió el palo y lo dejó caer encima de él.

- Ayyyyyyy.

Le había dado de refilón. El fantasma salió huyendo.
-Malditos la madre y el niño. Tendré que emigrar a otra parte.

-¿Mami que ha pasado? -Preguntó Hugo desde la escalera.

-Hijo, no pasa nada.

-Yo creo que si pasa.

-Está bien, si que pasa. He atizado a un fantasma.

-Bien, bien, bien. También lo atizé yo, jaja.

Al rato vieron como el fantasma se marchaba, llevaba un atillo con sus pertenencias.

Madre e hijo ya podrían estar tranquilos. Nadie se explicaba como podían seguir en aquella casa, cuando otros inquilinos debieron salir despavoridos.
FIN
Autora Verónica O.M.
¿OS HA GUSTADO? ESPERO QUE SI...

miércoles, 17 de abril de 2013

INDIFERENCIA

Bonita imagen de internet

¿Que sabes tu lo que siento
si no sabes ni lo que sientes tu?
Cada uno cargue con sus sentires
los tuyos toditos para ti
de los mios me encargo yo...
Verónica O.M.

martes, 16 de abril de 2013

SOÑAR DESPIERTA




Bellísima imagen de internet

Su vida era un absurdo
nada la hacía feliz
había sembrado pero
jamás recogió cosecha.

Tenía la facultad 
de soñar despierta
tan solo debía
cerrar los ojos.

Se imaginó tumbada
en la hierba con él
susurrándole bajito
palabras llenas de pasión.

Temblaba en sus brazos
sus bocas libaban
la savia de su amor.

Se sintió desgraciada
aquel amor era imaginario
jamás se sentiría así.

Pero su voz interior 
le decía gritando sigue
adelante con tu vida
lo bueno está por llegar.
Verónica O.M.

lunes, 15 de abril de 2013

LEER ES UN PLACER


Bonita imagen de internet

Se acostumbró al silencio
no ponía la radio ni televisión
tan solo leía muchos libros
y se metía de lleno en ellos
siendo su protagonista.
Lo fue en España y en
cualquier lugar del mundo.
Muchas ciudades no tienen secretos
tampoco algunos pequeños pueblos
y es feliz viviendo esas vidas
que les brinda las letras
de cualquier novela bien escrita.
Las letras si las amas
bien se disfrutan.
Verónica O.M

SU FALDA



Bonita imagen de internet

El viento levantó su falda
ojos lujuriosos la miraban
ella trataba de estirarla
pero no lo consiguió.
Verónica O.M.

domingo, 14 de abril de 2013

DÓNDE VAYAS

Bonita imagen de internet


El dolor no se acaba
si optas por marchar
lo arrastras dónde vayas.
Verónica O.M.