miércoles, 12 de febrero de 2014

JEREMY Y YOLANDA 20

La madre acabó con la conversación y se fue hacia el salón, llevaba el rostro serio, su hijo era tan joven...

Jeremy decidió marcharse a la habitación, desde allí llamaría a su amigo, buscó su nombre en la agenda y le llamó.
-Israel, allá las siete me esperas en el camino que lleva al río

-¿Y eso para qué?

-Anda y no preguntes tonterías, vienes y punto.

-Vale, allí estaré.

Colgó el móvil y se tumbó encima de la cama, ya no le apetecía ir pero había quedado con Yolanda, y para él era motivo más que suficiente para guardarse su mal humor. Y se dijo: -A otra cosa, mariposa.

Se relamió pensando en la sorpresa que le iban a dar a su amigo, no sabía si tanto a María, dependiendo de si Yolanda había soltado prenda.
Se duchó y secó su pelo con el secador, lo llevaba algo largo pero muy brillante, se vistió con un vaquero y una camiseta negra de tirantes, dejando ver sus fuertes brazos.
Ya estaba preparado para salir, pero se quedó un rato más sentado encima de la cama y pensativo.

Yolanda ya había quedado con María, tampoco la informó demasiado. Se duchó y arregló con esmero, delineó sus ojos haciéndolos parecer más misteriosos, pulverizó en su cuello su colonia favorita oliendo a frescas rosas.
María ya la estaría esperando...
-¡Mama, volveré pronto! 
Verónica
Continuará

6 comentarios:

silvo dijo...

Se ha preparado a conciencia, besos!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Jaja, muy a conciencia.
Besos

Pluma Roja dijo...

Paso a dejarte un saludo cariñoso, esperando que estés bien.

Siempre acompañándote.

ana dijo...

Veremos cómo les sienta a los chicos la encerrona...Saludos Verónica

Sara O. Durán dijo...

Por si me besa, por si me abraza y por si se pasa, jajaja!
Besos, Vero.

Oriana Lady Strange dijo...

El plan esta en marcha, veremos si funciona...