viernes, 21 de marzo de 2014

JEREMY Y YOLANDA (27)

Eva llamó con los nudillos en la puerta de la habitación de Jeremy, siempre lo hacía, no gustaba de entrar a ella de sopetón, cada uno de los habitantes de la casa respetaban el espacio de los otros.

-¡Pasa! -Se escuchó dentro de ella.

La mujer entró, a la par que le iba diciendo. -Hijo, baja a saludar a nuestros invitados.

Jeremy le lanzó una mirada, que Eva no supo descifrar del todo.
-¡Ahora bajaré!

-¡Bueno hijo, no tardes demasiado! -La mujer bajó los escalones dirigiéndose al salón, dónde Lucas y su hija esperaban sentados cómodamente.

Se escuchó la puerta de la calle abrir, en unos pocos segundos Andrés ya estaba en el salón, sonrió abiertamente cuando se dio cuenta de quienes habían llegado.

Los hombres se dieron un fuerte abrazo, la chica se levantó también esperando que a ella le hiciesen caso.
-¡Esta es mi hija Carla!

Andrés la besó en ambas mejillas. Era una chiquilla agraciada, sus grandes ojos los llevaba perfilados de color como el carbón igual que su pelo.

Se escuchó bajar a alguien por la escalera, todas las miradas se posaron en aquel.
Autora Verónica O.M.
Continuará

8 comentarios:

silvo dijo...

A ver qué le parece esa chica, besos!

Pluma Roja dijo...

Me imagino quien era, pero me quedo con la duda.

Por acá vendré.

Saludos Querida Vero.

Oriana Lady Strange dijo...

Encuentro y…. como se llevaran? Me mata la intriga.
Cariños…

ana dijo...

¡Ay! Cómo se huelen los disgustos. Ansiosa, esa es la palabra para definir como estoy, esperando más capítulos. Un abrazo

Maria De Los Ángeles dijo...

No tardes mucho en seguir con la historia.
Un abrazo Verónica

Gloria dijo...

Intrigante, seguiremos pendientes a sus andanzas.
Besos de gofio.

karin rosenkranz dijo...

uuu, y ahora, cuando sigue?

Misterio Azul dijo...

Ufff, que suspense, ya deseo leer lo que sigue :)

Muchos besos.