viernes, 11 de abril de 2014

JEREMY Y YOLANDA (31)
                                                 
El matrimonio fue hacia la cocina para recoger los cacharros de la cena del día anterior, más tarde prepararían un buen desayuno para sus invitados. Seguramente saldrían después con ellos para enseñarles la ciudad.

Padre e hija permanecían todavía acostados. El hombre ya estaba despierto desde hacía rato, le pareció escuchar al matrimonio cuando bajaban a la planta baja. Se vistió sin hacer ningún ruido cerrando la puerta con cuidado al salir.

La hija estaba despierta aunque se hizo la dormida. Se levantó de la cama desperezándose.
Se miró en un bonito espejo ubicado en la pared próxima a la cama en la que había dormido, viéndose atractiva a pesar de no estar arreglada todavía. Desabrochó algunos botones de la parte de arriba de su pijama. El espejo le devolvió la  imagen de una mujer muy joven y sexy. Y sonrió de oreja a oreja.
-¡Te vas a enterar, Jeremy! 
Autora Verónica O.M.
Continuará
Os deseo un buen fin de semana

6 comentarios:

karin rosenkranz dijo...

cuando continuará????????

Verónica O.M. dijo...

Para karin rosenkranz
En breve, gracias por tu interés.
Un abrazo, buen finde

silvo dijo...

Está desenfrenada jaja, besos!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Jaja, lo está. ¡Pobre Jeremy!
Besos

ana dijo...

¡Vaya niña! Cabeza loca que va a volver loco al pobre Jeremy, porque al final caerá. Un abrazo Vero y feliz semana

Lola Barea dijo...

Hola Verónica, buenas tardes. Un relato muy bueno, estoy deseando seguir leyendo, ya veremos que pasa con Jeremy, no podrá resistirse a tal seducción...O sí. tendremos paciencia, eso lo hace aun mas interesante, la espera, jejeje.
Fuerte abrazo querida amiga.
Lola.