jueves, 8 de mayo de 2014

JEREMY Y YOLANDA (34)


-¡Buenos días! -dijo Carla.

Todos contestaron. Aunque a Jeremy apenas se le escuchó.
Su madre disimuladamente observaba a su hijo y a la chica, había algo que escapaba a su intuición femenina, pero seguro lo descubriría, todo era cuestión de seguir observando.
Dio una bandeja a Carla, que ella a su vez cogió dando las gracias. La chica se sentó en la única silla que quedaba vacía, que como no...estaba al lado de Jeremy, el chico al que deseaba en la actualidad.

A él se le había quitado el apetito. Aquella chica lo sacaba de sus casillas.

Lucas de reojo miraba a su hija. Aquello a Eva no le pasó desapercibido, y como madre que era supuso acertadamente que aquel hombre siempre estaba vigilante, intuía que aquella chica al pobre padre le ocasionaba serios problemas, aunque todavía no sabía de qué tipo. Pero poco tardaría en saberlo.
Autora Verónica O.M.
Continuará

11 comentarios:

silvo dijo...

Mucha intuición de la madre, me temo que pronto sabrá por donde va el tema, besos!

alexander lopez dijo...

Interesante relato. Me dejó con ganas de más. Espero leer la continuación pronto.
Con su permiso, desde ahora la sigo.
Saludos.

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Cómo todas las madres más o menos.
Pronto sabrá y sabréis (yo ya lo se) jaja
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para alexander lopez
Bienvenido Alexander.
Muchas gracias por tus palabras y seguirme.
De tú, por favor.
Saludos

Armando dijo...

Interesante historia. Veremos en qué acaba.
Afectuosos saludos.

Verónica O.M. dijo...

Para Armando
Muchas gracias, Armando.
Todavía quedan unos cuántos capítlos.
Un cordial saludo

Sara O. Durán dijo...

Mmm... a ver qué más sucede.
Besitos.

Omar enletrasarte dijo...

el sexto sentido existe, pero únicamente en las mamás
saludos

Verónica O.M. dijo...

Para Sara O. Durán
Veremos, amiga.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para Omar enletrasarte
Por regla general así es (los padres también)
Saludos

Josefa dijo...

Creo haber comentado este post . Pero no veo el comentario. Me intrigó el escrito
Pasaré de nevo para leer lo siguiente.
Un beso.