miércoles, 27 de agosto de 2014

JEREMY Y YOLANDA 51

Desayunaron con cierta normalidad.
Después la madre recogió la mesa. Yolanda iba a levantarse para ayudar a su madre pero su padre la detuvo.
-Quédate, Yoli. Tu madre se sobra y basta para hacerlo sola, cuando termine hablaremos. Lo haremos civilizadamente.

Yolanda se dejó llevar por un impulso y se levantó. Se situó por detrás de su padre y con sus brazos abarcó su cuerpo abrazándole.
-Te quiero, papi. Siento lo que está sucediendo, y si pudiese dar marcha atrás lo haría.

-Lo se, hija.

La madre ya había depositado todo en el fregadero. Más tarde fregaría.
Madre e hija cruzaron sus miradas unos segundos. Los suficientes para que Yolanda sintiese su apoyo incondicional de siempre.

El padre tomó la palabra... -Veamos, Yolanda. ¿qué piensas hacer?

-Ir a casa de la abuela, y allí tener al bebé. Quiero irme lo más rápidamente posible.

-¿Estás segura?

-Lo estoy.

-Pues no se hable más. A la tarde te llevaremos.

Su mujer lo miró sin decir palabra, sabía que su enfado con la madre de su marido tenía ya las horas contadas.
Autora Verónica O.M.
Continuará

8 comentarios:

silvo dijo...

Gran persona Yolanda y unos padres magníficos, besines!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Tienes razón, son una hermosa familia, con buenos principios.
Besos, buena noche

alexander lopez dijo...

Mmmmm... No lo sé. No me apresuraría a decir que es una decisión acertada. Las historias siempre nos sorprenden.
Un abrazo.

Verónica O.M. dijo...

Para alexander lopez
Esperemos tomen la mejor.
Un abrazo

Pluma Roja dijo...

Creo que este capítulo no lo había leído porque recuerdo haber visto otro, en el que ya están en casa de la abuela.

Saludos Vero.

Lola Barea dijo...

Antes de opinar voy a esperar haber que pasa con la chica y el bebé que viene de camino. En este capitulo me he quedado con ganas de mas, jjjj, pero también lo hace mas interesante la espera, gracias querida Verónica por regalarnos tus letras. Un fuerte abrazo amiga.
Lola Barea.

Verónica O.M. dijo...

Para Pluma Roja
Quizás se te pasó.
Saludos amiga

Verónica O.M. dijo...

Para Lola Barea
Gracias Lola por tus palabras y leerme.
Veremos si te gusta, ya me dirás...
Otro abrazo fuerte para ti