jueves, 4 de septiembre de 2014

JEREMY Y YOLANDA 55


Escuchó a su abuela trajinar en la cocina. Se levantó de la cama, y encima de su pijama veraniego, se puso una bata de manga corta de un tono violeta claro.


-Buenos días, abuela. Deja que te ayude.

-No es necesario, Yoli. Siéntate que te sirva el desayuno.

-Te quiero mucho, abuela. La abrazó rodeándola con sus brazos.

La mujer estaba que no cogía en su piel. Tener a su lado a su querida nieta. Tan bonita y cariñosa. Era más de lo que pudo soñar. -Tunanta, yo también te quiero. Y no sabes cuánto...

Las dos desayunaron. Un café con leche y unas magdalenas caseras que había preparado el día anterior.

-Pediré hora para que te visite la comadrona del pueblo. Ya va siendo hora de que lleves un control.

Los ojos de Yolanda se entristecieron, pero sólo por unos pocos segundos. Pensó que su abuela no tenía ninguna culpa de lo que a ella le sucedía. Era culpa del amor. Aquel que sentía por su amigo de la infancia. Su adorado Jeremy, por el que lloraba todas las noches.

La semana paso rápidamente. Se ilusionó pensando que su querida amiga María vendría a visitarla. Quizás su novio Israel viniese también.
Autora Verónica O.M.
Continuará

6 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Si no has leído el anterior capítulo no te situarás muy bien, si tienes tiempo hazlo, gracias.

alexander lopez dijo...

Leo todos los capítulos, querida Verónica, aunque el tiempo sea injusto conmigo y no me permita comentarlos todos. La historia es muy bonita.
Un abrazo.

Verónica O.M. dijo...

Para alexander lopez
Muchas gracias, Alexander, comenta cuando puedas.
Me alegra te guste.
Un abrazo

silvo dijo...

Pronto se avecina visita,, a esperar toca, eso parece, besines!

CRISTINA dijo...

Es normal que se sienta así, cosas del embarazo y las hormonas producen estos altos y bajos. Pero tiene la compañía de su abuela que la quiere y la entiende.
Vero, buen fin de semana!! Besos.

Pluma Roja dijo...

Espero que con María y novio venga Jeremy.

Saludos cariñosos Vero.