PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

viernes, 3 de octubre de 2014

DOLORES 14


Bonito dibujo de internet
novela escrita por mi

-Eso es todo. Siento mucho el mal rato que te he hecho pasar, pero te lo tenía que decir. Se lo prometí a mi padre, y por su cobardía habéis estado engañadas.


-¡Pero es, horrible!

-Lo es, y por años que pasen seguirá siéndolo. Pero tienes que aceptarlo.

-¡Qué remedio! Lo que no entiendo es cómo Alfonso participó en ese crimen.

-En su juventud Alfonso estaba enamorado de tu madre, ella le dio calabazas. ¿Lo entiendes?

-Claro que lo entiendo, pero lo que hicieron no tiene justificación y es inhumano.

-Lo es. Pero se la tenía jurada a tu padre. Zacarías sabía toda la historia, pero de boca de Alfonso. Los dos odiaban a tu padre, no porque fuese malo sino todo lo contrario. Según mi padre, tu madre era de las mozas más guapas de aquí, raro era quien no le fue detrás, pero eligió a tu padre entre todos los demás. Ellos no se lo perdonaron.

-Entiendo. Ellos han muerto y no se ha hecho justicia.

-No, no se ha hecho justicia, pero si te sirve de consuelo te diré que nunca fueron felices. 

-Luis ¿qué consuelo puede darme eso? Uno muy tonto.

-Es lo que hay, Dolores. Nada se puede hacer ya. -Y cambiando adrede de conversación. -¿Te quedas a comer conmigo?

-Otro día será. Ahora tengo que pensar y asimilar todo esto. Iré a casa y me tumbaré un rato a descansar. Te aseguro que lo necesito.

-¿Quieres que te acompañe?

-No, no te molestes conmigo, iré sola. -Dicho esto, la mujer se levantó y se dirigió hacia la puerta. Luis muy atento se la abrió.

-Luis, hasta otro día.

-Adiós, Dolores.

La observó un rato y se metió para la casa muy serio.
Ya había cumplido con lo prometido a su difunto padre. Le supo muy mal tener que hacerlo, ahora ya sabía la verdad y aunque le doliese siempre sería mejor que seguir engañada.

-Padre, ya puedes descansar en paz. -Y se le saltaron las lágrimas, las cuales no se molestó en secar.
Autora Verónica O.M.
Continuará

2 comentarios:

  1. No es mala venganza que no hayan sido felices aunque comprendo que no le baste en ese momento, besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para silvo
      Es que ha sido tan fuerte...
      Besos, buena noche

      Eliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...