domingo, 5 de octubre de 2014

DOLORES 15

Bonita imagen de internet
novela escrita por mi



La mujer marchó hacia su casa, pero el trayecto lo hizo mucho más despacio, parecía como si se hubiera quedado sin fuerza alguna.
Lo que Luis le había contado la dejó muy mal anímicamente, su padre por el que había sentido tantísimo cariño no se había suicidado. Tantos años sufriendo por ello. Su madre jamás le perdonó por haberlas abandonado, tiró para adelante, pero lo hizo por sus hijas, por ella misma jamás lo hubiera hecho. Dolores tenía plena convicción de ello.

El gatito salió a recibirla. -Miau, miau, miau.

-Ya estoy de vuelta. Anda tunante, deja que cierre la puerta.

Se sentó en el sillón. El gato, cómo sabiendo su estado de ánimo se acercó a sus pies ronroneando.
Lo cogió en sus brazos y lo puso encima de sus piernas. Pasó su mano derecha por su pelaje. Él se dejó acariciar.

Al medio día del día siguiente y estando ella en su pequeño jardín, pasó Luis y se acercó a la cancela llamándola.
-¡Dolores!

La mujer lo miró.

-¿Como va eso?

-Va, Luis, va.

-Me alegro. Esta noche no he pegado ojo, estaba muy preocupado por ti. 

-Gracias. Tampoco he dormido, pero esa sensación que he tenido durante tantos años se me ha quitado de repente. Mi padre no hizo lo que todos pensamos. No nos quiso abandonar. Eso para mi es un alivio, aunque siento una gran tristeza por como fue su final, y el de mi madre no perdonándolo.
Las lágrimas hicieron su aparición e intentó secarlas con los dedos.

No soportaba verla llorar. Un nudo se le formó en la garganta. Se acercó a ella y la abrazó. Ella sin apenas darse cuenta de lo que hacía apoyó la cabeza en su pecho.

Luis la besó en el pelo. Permanecieron abrazados unos instantes. Era el hombre más feliz del mundo, aquello lo había deseado toda su vida.
Continuará
Autora Verónica O.M.

6 comentarios:

Armando dijo...

Poco a poco, se van descubriendo los deseos de los protagonistas .
Vamos a esperar como van transcurriendo los acontecimientos.
Un abrazo.

silvo dijo...

No abandonó si no que le hicieron no estar, es duro pero no es lo mismo, besines!

Verónica O.M. dijo...

Para Armando
Así es, Armando.
Deseo te guste.
Un abrazo, feliz día

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
No, no es lo mismo.
Debieron pasarlo muy mal.
Besos, feliz día

Omar enletrasarte dijo...

la cuota de ternura, está,
este relato atrapa, gracias
saludos

Verónica O.M. dijo...

Para Omar enletrasarte
Gracias a ti por leerme.
Saludos