PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

martes, 14 de octubre de 2014

DOLORES 21


Bonito dibujo de internet
novela escrita por mi


Llegó el martes...
Carlos llegó y tocó el claxon. Dolores y Luis salieron a recibirle. No venía solo, una mujer mayor le acompañaba. La ayudó a salir del coche.

Dolores al verla se llevó una muy grata sorpresa, parecía que Carlos la había podido convencer. Las dos mujeres se fundieron en un abrazo muy tierno.

-Dolores, estás muy guapa. El cambio de aires te ha sentado muy bien.

-Julia, este es Luis. ¿Te acuerdas de él?

-Claro, Carlos ya me ha contado. -La mujer le estampó dos besos en las mejillas, dejándole los labios marcados en ellas. 
-Te he manchado, déjame que te limpie.

-No te preocupes, Julia. Te veo fenomenal.

-Tan galante, cómo hace tantísimos años.

Las hermanas se metieron para adentro de la casa. Luis ayudó a Carlos, con la maleta de Julia, bolsas llenas de alimentos, y otras cosas para el hogar.

-Dolores, parece que te has quitado de encima un buen montón de años. El amor parece obrar maravillas.

Dolores sonrió por las ocurrencias de su hermana. Parecía como si de golpe hubieran retrocedido en el tiempo, y fuesen aquellas jovencitas tan llenas de vida e ilusión.

Mientras los hombres se encargaban de las bolsas y colocar las cosas en su lugar, ellas se dirigieron a la antigua habitación de Julia.

-¡Cuantos años fuera del hogar! Por culpa de aquello, nos marchamos de un sitio tan bello y tranquilo. ¡Pobre papá! Y nosotras toda la vida creyendo que hizo aquello, si bien pensado era absurdo. Algo no cuadraba en la historia que nos contaron.

-A nosotras no nos cuadró nunca. No me explico como mamá conociéndolo tanto creyó aquello. ¿Para cuánto tiempo vienes?


-No lo se. Ya veremos.


-Me alegra que hayas venido. Te vendrá bien estar aquí. Los viejos fantasmas desaparecerán para siempre. Ya verás.


-Seguro que si. ¿Dolores, quieres a Luis? -la mujer de un tema pasó al otro en décimas de segundo.


-Aunque suene feo decirlo a mi edad. Estoy loca por él.


.Así me gusta, ya has perdido demasiado el tiempo. No sabes lo que me alegro por ti.


Las hermanas se abrazaron, y así salieron para el comedor dónde las esperaban aquellos dos hombres tan generosos.

Autora Verónica O.M.
Continuará

6 comentarios:

  1. El amor no tiene edad. Siempre hay ilusiones
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para AMALIA
      Tienes toda la razón.
      Que no perdamos nunca la ilusión.
      Besos

      Eliminar
  2. Cuando surge esa chispa, si es veraz, es difícil apagarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Armando
      Muy cierto.
      Una suerte para ellos.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Nunca dejamos de ser jóvenes en sentimientos, pertenece a otro plano y es bueno, besines!

    ResponderEliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...