miércoles, 15 de octubre de 2014

DOLORES 22


Bonito dibujo de internet
novela escrita por mi


-Me tengo que marchar. Mañana me espera un día muy ajetreado.
Se levantó y besó a las hermanas.

-Salgo a despedirte. -Dijo Luis.

Los dos salieron. Se situaron en un ángulo dónde las mujeres no podían verlos.

-¿Lo tiro para adelante? -preguntó el más joven.

-Si tu y Julia estáis de acuerdo, a mi no me queda nada por decir. Échalo para adelante, y recemos para que todo salga bien, porque Dolores es capaz de cortarnos el cuello.

-Entonces, así lo haremos. La conozco muy bien, y pienso que es lo mejor para ella. 

-Ni se lo espera. -Dijo Luis muy satisfecho.

Se estrecharon la mano. Y se despidieron hasta el próximo sábado. Al marchar, Carlos tocó el claxon,  Luis le dijo adiós con la mano.

Con una sonrisa en los labios Luis entró de nuevo en la casa. Las dos hermanas se contaban intimidades. Y pilladas in fraganti se sonrojaron.

-¿Me pierdo algo? -Preguntó el hombre.

-Nada. -Contestó Dolores. 

Las dos hermanas cruzaron sus miradas.

-¿Que te parece la casa? -Preguntó Luis a Julia.


-Es como si nunca me hubiera marchado. Estas son nuestras raíces, nacimos y crecimos en esta casa. Me alegra estar aquí, aunque deberé marchar.


-No tienes a nadie que te espere, podrías quedarte. La casa es de las dos. -Dolores deseaba se quedase.

Autora Verónica O.M.
Continuará

6 comentarios:

Armando dijo...

Nuestras raīces siempre nos pueden deparar sorpresas.
Veremos como continúa.
Un abrazo.

silvo dijo...

Pues que se quede que todo ha cambiado con lo que saben del no suicidio. besines!

Verónica O.M. dijo...

Para Armando
Muy cierto, Armando.
Veremos las sorpresas que todavía les quedan por vivir.
Un abrazo

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Tienes razón.
Debería quedarse, veremos lo que decide.
Besos

ARCOIRIS dijo...

Hola Verónica, gracias por tu visita. Bonito relato.
Besos ♥

Verónica O.M. dijo...

Para ARCOIRIS
Hola Arcoiris, gracias a ti también por la tuya.
Me alegra te guste.
Besos