sábado, 25 de octubre de 2014

LAS MONEDAS DE PLATA 1

Rodolfo estaba deseando que llegara la tarde, su buen amigo Vidal le había hablado muy bien de una gitana que tenía remedio para todo.
Su problema, era que no quería quedar mal con su amada que era muy fogosa, al pobre aquello lo traía por el camino de la amargura, ya que alguna vez no había podido. Seguro que las mentes malsanas ya saben de lo que aquí se habla.
Su amigo le había advertido, que el lugar dónde vivía era muy peligroso para incautos como él.

-Seguro que Vidal exageró. -Se dijo. -No será para tanto.

Llegó la tarde y hacia allí se dirigió. Al entrar en el barrio unos chiquillos se colgaron de él, intentó sacudírselos pero era misión imposible. A lo lejos vio que venían más, muchos más y se asustó, de un bolsillo sacó algo que echó a lo lejos. Eran tres monedas de plata, que horas antes había abrillantado.
Los chiquillos fueron a buscarlas, Rodolfo aprovechó y salió corriendo. -Se dijo. -Pies para que os quiero.
Sentía tanto miedo que por la calle se iba escondiendo.

Caminó y caminó, y no le quedó otra que preguntar. -¿Oiga, me diría dónde puedo encontrar a la gitana milagrera?

-¿Quien es esa, caballero? -dijo un hombre mal vestido y oliendo a porquino.

-Una gitana que tiene remedio para todo. - Contestó Rodolfo apartando su olfato, ya que el hombre olía un rato.

-Esa va a ser mi prima, la que vive allá arriba. -Dijo señalando con su sucio dedo. -Le acompaño caballero, pero el viaje le costará unas cuántas monedas. 

Rodolfo se empezó a preocupar, de momento lo único que hacía era soltar y soltar. Y la gitana todavía sin encontrar.
Autora Verónica O.M. 
Continuará

6 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Las monedas de plata es una historia que escribí hace un tiempo.
Ahora al reponerla nuevamente le iré haciendo algunas correcciones que creo necesarias.
Deseo os guste.
Buen finde

Inma_Luna dijo...

Pues si que me va gustando la voy siguiendo eh.
Besos buen fin de semana

Armando dijo...

Pobre Rodolfo, entre los niños y el tío de la gitana oliendo a cangrejilla muerta, va a necesitar oxígeno. Ja ja.
Un abrazo.

CRISTINA dijo...

Vero, aquí estaremos leyendo tu nuevo proyecto.
Un abrazo.

Verónica O.M. dijo...

Muchas gracias a todos, deseo os guste y divierta.
Feliz semana

llorenç Gimenez dijo...

Rodolfo, bonito nombre, para una buena historia, la iremos siguiendo, seguro que sera una muy buena historia...
Saludos...