PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

viernes, 14 de noviembre de 2014

LAS MONEDAS DE PLATA 15

La gitana llegó al domicilio de Amada,  no sabía si el padre andaba por allí, así que muy discretamente se escondió detrás de un árbol e imitó el canto de un pájaro.

La joven estaba encima de la cama meditando, al oír aquel canto tan extraño y mosqueada salió al balcón, Encarna asomaba un trozo de su colorido vestido y la mitad de su cara.

Con gestos le dijo que esperara, y que ahora bajaba. 
-¡Qué bien que vino! Ya casi no me quedaba...

-Por eso vine, pensaba que muy poco ya le quedara. -¿Que me va a comprar hoy?


-Para él y para mi padre, ya vos sabe... -¡Ah, por cierto! se le derramó por el suelo, no durmió en toda la noche, yo quería preguntarle a vos ¿el brebaje ese, engancha?


-¡Sería casualidad, joven Amada! su padre no dormiría por otra cuestión. Y no, no engancha, lo sabré yo...

-Lo de mi amorcito ¿le hará daño? por ahí oigo que otros no lo hacen tanto. Y yo quería preguntarle también, ¿será malo para su salud a la larga?

-¡Ni a la larga, ni a la corta! esto le sirve para estar siempre en forma, ya sabe que de estas cosas entiendo más que nadie, me viene de nacimiento. Mi tatarabuela Encarna, era la mejor de los alrededores en cuestión de plantas.

Le vendió para los dos hombres de su vida, ya sabéis... Rodolfo y su padre, ¿padre de él? No, claro que no. De ella, quien sino...

Dentro de un rato, tendría que echarlo en dos vasos de agua.
Primero para su progenitor y para que pronto se durmiera, más tarde para su amor, ya que en la cama debería cumplir cómo el que más. Se dijo que no hacía mal, al contrario, su padre debería darle las gracias ya que conciliaba muy pronto el sueño. Y no debía contar ovejitas cómo hacen otros viejos.
Rodolfo debería también agradecer, era más potente desde que ella le suministraba aquella solución de extrañas plantas, ya que siempre estaba en forma y pidiendo guerra.

La gitana recibió cinco monedas que de plata eran. -Las miró antes de meterlas en uno de sus grandes bolsillos. Le parecieron menos brillantes que las que momentos antes había recibido de aquel pardillo, mejor dicho de su nuevo cliente.

-Hasta otro día, joven Amada.

-Hasta otro día, Encarna.
Autora Verónica O.M.
Continuará

6 comentarios:

  1. Si que me gusta si.
    Buen fin de semana.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saberlo, gracias Inma.
      Besos, buen finde

      Eliminar
  2. Uy que parece va a confundir los vasos jeje, besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, podría darse esa situación.
      Besos, buen finde

      Eliminar
  3. Bueno, ¿Y cuando deje de tomar el brebaje? ¿Será un desastre?

    Volveré por el resto.

    Saludos Vero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que un desatre total, jaja
      Gracias amiga.
      Saludos Aída, buen finde

      Eliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...