PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

miércoles, 10 de diciembre de 2014

LAS MONEDAS DE PLATA 34

Llegó la noche, los amigos marcharon para estar un rato con sus enamoradas. Cada uno de ellos lanzaba pestes sobre el otro.
Vidal muy cabezón estaba dispuesto a compartir su vida con Adelita, no le hacía maldita gracia que en aquellos momentos estuviese con otros hombres, se dijo que la sacaría de allí inmediatamente. Lo que hacía a otros se lo haría en exclusiva a él. Se quedó más tranquilo llegando a esa conclusión, aunque se acordó de su amigo y el ceño se le frunció. -¡Envidioso! -al decir aquello la saliva le salpicó en un ojo, que él con el puño de la camisa se limpió.

Mientras tanto, Rodolfo llevaba su semblante serio e iba mentalmente hablando sólo, pero al no haber nadie a su lado se dijo que para qué tragarse aquella hiel que le estaba haciendo mal. -¡Será cabrito! prefiere estar con una guarra de esas antes que seguir siendo mi amigo. ¡Se arrepentirá! -sentenció.
Aligeró el paso, a lo lejos vio como las luces de la vieja mansión se fueron apagando, excepto la de la habitación de su enamorada. 
-Ya tengo ganas caray, que la sangre me hierve. Para mi, que eso no tiene que ser bueno para la salud. ¿Será por eso la caída de pelo? 

A los pocos segundos, la vio asomada en el balcón saludándolo, el padre seguro que ya estaba durmiendo, no comprendía cómo un viejo se dormía tan rápidamente, tenía entendido que a cierta edad se dormía poco.

Al llegar al portón se abrió de repente. -¡Que susto!

-¡Ay mi amorcito! que asustadizo es. ¿No ve que he abierto a la vez?

Se dieron un beso y las puntas de sus lenguas se rozaron, parecía como si un calambrazo les hubiese sacudido. Cuándo se sobrepusieron corrieron escaleras arriba, estaban impacientes por estar juntos. Al momento y silenciosamente la puerta fue cerrada por dentro...
Autora Verónica O.M.
Continuará

8 comentarios:

  1. Increíbles estos dos enamorados. Parece que estuviesen en su luna de miel.

    ¿Se casarán algún día?

    Saludos Vero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso les sucede porque no se han casado todavía, jaja
      Si se casarán, pero todavía falta un poco.
      Saludos amiga

      Eliminar
  2. Vidal no va a ser el amigo/secretario que se cree Rodolfo, besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, ahora que está con Adelita todavía menos, jaja
      Besos

      Eliminar
  3. Mucho suspense veo en esta historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Creí que había comentado pero veo que no quedó grabado.

    Continuaremos.

    Saludos Vero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quedó, mira el primer comentario que es el tuyo.
      Gracias amiga.
      Saludos

      Eliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...