miércoles, 8 de abril de 2015

LAS MONEDAS DE PLATA 53

Rodolfo llegó a la mansión de Amada...
No sabía que debía hacer, el padre de ella ya sabía todo lo que debía saber. Así que contrariado se quedó en la puerta, esperando no sabía bien el qué.

Cándido, el padre de la hembra a la que amaba en aquel momento abrió el portón. Se dio de narices con él. No sabía si sonreír o preocuparse, pero el más viejo le solucionó enseguida el papelón.
-Vos puede entrar. Le esperábamos, claro está que mi hija más.

A Rodolfo se le quedó la cara con una imbecilidad de grado superior.

Cándido pensó aunque nada dijo. -Este mentecato va ser mi yerno, además que el padre de mis nietos, no se si voy a poder soportarlo. Pero todo sea por la felicidad de mi Amadita, la pobre se ha criado sin una madre que velara por ella. Aunque me tenía a mi que he intentado ser padre, madre, tío e inclusive tía si hubiese hecho menester.

Primero entró el suegro después lo hizo él temblándole los muslos y pantorrillas. Se le hizo extraño hacerlo acompañado cuándo siempre lo había hecho a hurtadillas.


La voz del padre sonó cómo un trueno. -Amada, hija, baje que ya ha llegado.

La dulce, hembra, bajaba las escaleras de dos en dos para llegar antes.
Autora Verónica O.M.
Continuará

8 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Pido disculpas por mi tardanza en postear nuevos capítulos.
Así y todo ya queda poquito para finalizar esta historia,

silvo dijo...

No me extraña, era la primera vez que se veían en la nueva situación, veremos como evoluciona, besines!

Pluma Roja dijo...

Aquí estoy, llego tarde pero no te pierdo.

Continuaremos.

Saludos Vero.

Armando dijo...

Pues esperemos para ver como acaba la historia Un fuerte abrazo.

Verónica O.M. dijo...

A la noche os respondo.
Feliz día

llorenç Gimenez dijo...

Con Rodolfo con cara de "imbécil superior" y Cándido con su futuro "mentecato" nos quedamos a la espera como sigue la cuestión....
Un abrazo.

victoria dijo...

Hola amiga

He pasado para desearte que tengas un hermoso fín de semana y que no dejes a las personas como yo haber que ocurre?

Besitos mi niña

karin rosenkranz dijo...

Estaré pendiente de la próxima entrega.
Saludos