jueves, 25 de julio de 2013

HASTA QUE EL SUEÑO LA VENCE...

Bonita imagen de internet
Quedó en silencio
no se esperaba aquello
humillada y sin quererlo
empezó a llorar.
Sus lágrimas eran amargas
vertió en ellas aquel dolor
difícil de explicar.
Gritó en la noche
tapando aquel grito
con la almohada
mojándola entre suspiros.
Ya nada será igual...
lo sabe
no lo asume
 preferiría morir
a sentirse así.
De un manotazo
aparta sus lágrimas
y en alta voz grita
¡Hijo de puta!
Se pone nuevamente a llorar
y así se pasa la madrugada
hasta que el sueño
la vence...
Verónica O.M.

12 comentarios:

silvo dijo...

Pobre, no dbería haber gente tan mala que lleva a los demás a estas situaciones, besos!

Verónica dijo...

Para silvo
Muy cierto, no deberían. Pero como dicen también de las brujas haberlas hailas.
Besos, buena noche

Beatriz dijo...

Es cierto lo que dicen. Pero esas cosas pasan y mucho lamentablemente.

Verónica dijo...

¿Lo de las brujas? Beatriz, me temo que si.
Muy cierto, lamentablemente es así.
Besos

Sara O. Durán dijo...

Pisando fondo... Ay amiga, tan feísimo que es eso, que bien has plasmado.
Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Hombre¡ A dónde el amor. Un abrazo. Carlos

Paraíso Perdido dijo...

Un grito de amargura, de tristeza, que pena inspira, esas lagrimas que no cesan de caer, hasta que el sueño la vence, hermoso aunque sea tan triste...

Un besazo amiga.

victoria dijo...

Siempre me es grato pasar por tu casita

Leerte y ver que tus sentimientos siempre están a flor de piel

Gracias por compartirlos

Besitos mi niña

Lola dijo...


Hay gente mala por todas partes, y buena mucho mas, alejemos a los primeros para disfrutar de los segundos. Una entrada estupenda. Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Vero: Mi más fuerte abrazo, con mucha pena por lo de Galicia. Unamos plegarias para todas esas familias. .

Gloria dijo...

Dolor enjuagado en lágrimas y aderezado con rabia es la mejor receta para que mañana te encuentres mejor y comiences una nueva etapa. Él se lo pierde.
Besos de gofio.

Marco Rocca dijo...

Cuando llora un hombre, llorando detrás de esto siempre hay una mujer.