SEGUIDORES Y AMIG@S DEL BLOG

domingo, 23 de diciembre de 2012

LUIS ALFER (8)

El teléfono no paraba de sonar aquella noche. Una llamada tras otra, Luis estaba hasta el mismo forro.
-Menuda nochecita me espera. Si pudiese los mandaría a todos al diablo. Pero no puedo.

-Ring, ring, ring...

Cogió el teléfono.
-Soy Luis Alfer. ¿En qué te puedo ayudar?

-Hola Luis, soy Ramona.

-Ramona...¿Qué Ramona?

-Anda chico. ¡Qué chasco! ¿Creí me ibas a reconocer al momento, y eso qué te dije el nombre?

-Claro qué te he conocido mujer, faltaría más.
Escuchó una voz flojita en su oído diciéndole
-¡Mentiroso!

-¿Qué quieres Ramona?

-Gastarte una broma. ¡Mira que eres tonto!

Luis indignado respondió con malas pulgas.
-Tú eres la tonta. El dinero lo has gastado tú.
Y dicho esto colgó, y un gran ruido sonó al hacerlo. Sin duda al dejarlo caer cabreado.

La otra ni se enteró, hacía rato había colgado.
Autora Verónica O.M.

viernes, 21 de diciembre de 2012

LAS ROSAS

Preciosa imagen de internet

Las rosas son tan bonitas
como las margaritas
o cualquier bella flor.
Pero ellas fluyen en mi corazón
se me altera la sangre en mis venas
al percibir su fantástico olor.
Meritxell S.T.
Este poema lo ha escrito mi nieta, de tan solo ocho años. Está hecha una artista (solo ha necesitado un poquito de ayuda)

miércoles, 19 de diciembre de 2012

ALTO Y DESGARBADO...


Bonita imagen de internet
Es alto y desgarbado.
Su hogar es la montaña,
no sonríe ni habla
aunque da sombra.
Es el árbol el que
la atmósfera oxigena.
Verónica O.M.

lunes, 17 de diciembre de 2012

HELIODORO (3)

Simpático gif en movimiento de internet
micronovela escrita por mi
                                               
Se dieron las buenas noches...

Hugo subió antes a su habitación. Su madre, se quedó en el salón ojeando algunas revistas que había comprado. No tenía sueño, así que decidió leer un poco antes de acostarse.

Hugo, ya tenía una idea rondándole en su cabeza pero se acostó. Pero en cuanto su madre durmiese...
Tardó largo rato en oír sus suaves pasos. Ellos se pararon en su habitación, e hizo como si durmiera. 
Depositó un beso en su mejilla izquierda y lo arropó. Y entornó un poco la puerta.

Al cabo de una hora, Hugo se levantó sigilosamente. Su madre ya estaba plácidamente dormida. Ahora era el momento para inspeccionar.
Y así lo hizo...
Miró debajo de la cama, allí no había absolutamente nada. Aunque si pelusas de no se sabía cuanto tiempo. Pensó que su madre iba a tener mucho trabajo.
Abrió el armario, y encontró una sábana mal puesta y arrugada. Empezó a pensar con rapidez. Bien podía ser el disfraz de un fantasma. Llegó a aquella conclusión, al percibir dos agujeros enormes muy bien recortados.

Descalzo bajó sigilosamente hacia la cocina. Buscó un cepillo de barrer y le quitó su correspondiente palo. Subió de nuevo, y entornó la puerta con mucha suavidad.

Puso el palo muy cerca de la cama y en el suelo. Se metió en la cama dispuesto a dormir. A él nada le espantaba (aunque si sorprendía)

Al rato ya dormía. Y entonces...
Heliodoro, se paseó por la habitación vestido con aquella sábana encima. Y no se le ocurrió otra cosa que quererlo asustar con el típico. 
-Uhhhhhhh

Hugo se despertó de inmediato, y con el palo lo atizó con ganas.
-¡Toma, fantasma tonto, cada vez que te me acerques te atizaré, así qué déjame dormir!

Heliodoro no se esperaba aquello.
-¡Niño maleducado y tramposo, a ver si ahora se me va a acabar el chollo!
Autora Verónica O.M.
Continuará
Deseo os saque una sonrisa...

viernes, 14 de diciembre de 2012

HELIODORO (2)

Gracioso gif en movimiento de internet
                                                     
-Vamos hijo, me ayudarás a hacer las camas.


El niño asintió. -Subieron la escalera, y se dirigieron primero a la habitación dónde la madre dormiría.
La cama, estaba en el centro de aquellas cuatro paredes y era más bien alta, dos mesitas a ambos lados completaban todo el mobiliario, el armario era empotrado y llegaba hasta el techo tenía puertas correderas.
Hicieron la cama, y una vez hecha contemplaron la habitación.
-No está nada mal. Anda hijo, vamos a hacer la tuya.

Aunque ninguno hizo mención los dos miraron hacia la ventana, dónde anteriormente habían leído aquel nombre en el cristal.
Heliodoro ¿Os acordáis?
Abrieron los ojos como platos, al darse cuenta que misteriosamente había sido borrado.

-Aquí pasa algo muy extraño. -Dijo la madre, no queriendo parecer que estaba asustada.

El niño pensó que más tarde investigaría, pero eso sería cuando su madre durmiese.

Hicieron la cama, esta más pequeña pero alta como la otra.
Debajo de la misma, alguien que quisiese esconderse lo tendría fácil.
Autora Verónica O.M.
Continuará

¡POR FIN SE FUERON!



Imagen de internet

Sintió deseos
de mandarlos a paseo
o a pastar cabras.
Pero era tan educada
que aguantó hasta
que se cansaron
y dijeron adiós.
¡Por fin se fueron!
había pensado que les tendría
que poner también la cama.
Algunas personas, eternizan tanto sus visitas que se hacen molestas. ¿No se dan cuenta?
Verónica O.M.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

ÉL... POEMA DE NAVIDAD


Preciosa imagen de internet


El Niño no sonríe
y está aterido de frío, aunque
 ÉL debería estar calentito
en ese improvisado pesebre.
Ese frío, es lo que tantos
seres humanos están sintiendo
en este año dos mil doce
"y Él hace suyo"
Si amamos"A Ese Niño"
no permitamos que otros
sufran, porque Él
ahora mismo lo está
haciendo por aquellos
que nada o poco tienen.
Hay frío, hambre, y necesidad,
 no nos olvidemos
"que el pobre de hoy
culpa de nada tiene"
Verónica O.M.




martes, 11 de diciembre de 2012

LA FAMOSA MOCHILA QUE NO PESE...


Bonita imagen de internet



¿Vamos a ver 
que tenemos en la mochila
que nos pesa tanto?

Las cosas que ya no nos sirven
las amontonaremos y tiraremos luego.

Es el peso acumulado
año tras año
no carguemos con él
andaremos más ligeros 
y seremos más felices.

Después de una buena selección
hay que ver... "Ya casi no pesa"
Ahora nos damos cuenta
que carguemos con
un peso innecesario.
Autora Verónica O.M.





lunes, 10 de diciembre de 2012

LUIS ALFER (7)

Luis Alfer, se estaba mirando en un espejo.
-No estoy nada mal, para la edad que tengo, no me beso porque no llego. Aunque bien mirado, mis canas me hacen parecer mayor. Pero lo solucionaré muy pronto.
El teléfono sonó. Mientras llegaba a él, lo hizo varias veces antes de cogerlo.
-Soy Luis Alfer, ¿en qué te puedo ayudar?

-¿Quisiera saber, cuando voy a encontrar a mi príncipe azul?

Luis frunció la frente, y pensó que aquella mujer estaba zumbada.
-¿Dime nombre o signo, y edad?

-Me llamo Purita, y tengo treinta y ocho años.

-Si me lo permites Purita, hoy utilizaré mi videncia. No sé si sabes que la utilizo a menudo.

Ella pensó
-Qué me importa como te lo montes tontaína, lo que me interesa es que me des esa información.

-Principe, lo que se dice principe, no creo que te salga. Aunque todo depende de ti, que tengas un buen partido.

-No quiero un buen partido, quiero un príncipe azul.

Luis ya estaba perdiendo los nervios, y pensó.
-A ti te vá a salir un mochuelo, mira que eres tonta.

-La mujer volvió a repetir.
-Yo quiero un príncipe para mi sola.

-Esta es más que tonta.

-¿Qué dices Luis, que no te escucho?

Y Luis cortó la comunicación, no le apetecía entretenerla. Aunque sabía que quien perdía era él.

-¡Qué te den!

Y de nuevo pensó, en lo qué debería hacerle a su pelo. ¿Un tinte negro azabache que tal?
Autora Verónica O.M.





sábado, 8 de diciembre de 2012

HELIODORO (1)



Gracioso gif en movimiento de internet
 escrito por mi
                                              
La casa había tenido varios inquilinos. Todos se habían marchado, casi al principio. Algo sucedía que los ahuyentaba.
Los últimos, habían llegado aquella mañana. La agencia que la había alquilado, se había encargado  del pintado y limpieza de la misma.
Al ser alquilada con mobiliario, tan solo trajeron sus enseres personales, y algunos alimentos. Ellos eran... una madre  con su hijo de ocho años.
Quien les entregó las llaves, pensó que pronto saldrían despavoridos como todos.
-Mis mejores deseos. Si necesitan cualquier cosa llamemos por teléfono. 

-Gracias, así lo haré.

El hombre subió a su coche. Un ruido ensordecedor, les hirió los oídos al ponerlo en marcha.
Cuando entraron para la casa, el hombre aún volvió la cabeza.
-Como mucho, tres días les auguro. La casa tiene migas. Yo ni una noche aquí dormiría.
El vello, se le puso de punta con solo imaginarse allí durmiendo.

Un salón enorme en la parte de abajo, la cocina, un aseo, y una habitación que hacía las veces de salita. Pero quedaba la parte de arriba. 
Al ser una casa enorme, la mujer temía que fuese demasiado fría.
Hubiera preferido algo mucho más pequeño. Aunque el alquiler más o menos igual. Aquello la asombró bastante aunque nada dijo.
-Aquí viviremos muy bien. ¡Ya verás hijo!

El niño, subió la escalera de caracol para supervisar su habitación. Mientras la madre, se metía en la cocina para depositar los alimentos en el frigorífico, que habían comprado momentos antes en el supermercado del pueblo vecino.

Dio vueltas a la estancia varias veces. Algo llamó su atención.
-¿Qué es esto?

Aquello, era un nombre escrito en un cristal de la ventana.

Deletreó
-H e l i o d o r o

-¿Quién será Heliodoro?
Se preguntó, en voz alta.

-¿Mami, ven a ver esto?
Gritó

-Ya voy hijo.
Al momento, se escucharon sus pisadas subiendo.

-Mira mami, hay un nombre escrito en color rojo y parece sangre.

-No tengas miedo. Seguro que es pintura de labios.
La mujer dijo aquello, no muy convencida de lo que decía.
-Bajemos a comer algo.

-Vamos.
Contestó el niño, un tanto mosqueado.

Alguien había dentro del armario. Y desde una pequeña abertura, de las puertas del mismo los contemplaba.
-Estos, como todos saldrán huyendo jaja. 
Autora Verónica O.M.
Continuará

viernes, 7 de diciembre de 2012

EL ALMA


Bonita imagen de internet

Es ligera
como una pluma,
nada pesa
cuando se eleva.
"Es el alma"
Verónica o.M.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

LO NUESTRO NO ES VUESTRO...

Imagen de internet

En muchísimos hogares
esto ocurre.
Apaguemos la luz
que no gaste,
nos alumbraremos
con las de la calle.
No pondremos
la estufa o calefacción,
nos taparemos
con una manta.
Y comer...
¿qué comeremos?
Qué triste, no tener para lo más esencial. Mientras otros ni saben lo que tienen. La desigualdad es producida por los hombres, esos que para ellos todo lo quieren.
Verónica O.M.

domingo, 2 de diciembre de 2012

LUIS ALFER (6)

Luis, estaba tranquilamente tomándose un cubata. Cuando el sonido del teléfono lo sobresaltó.
-Por favor... a uno ya no le dejan ni respirar. En fin, qué vivo de esto.
Carraspeó antes de decir.
-Soy Luis Alfer. ¿En qué te puedo ayudar?

-¿Me gustaría saber, cuando vienes para casa?

Luis, no esperaba para nada aquello. Se había separado de Malena hacía algún tiempo. Pero lo hicieron amistosamente, nada de papeles. Cosa que visto lo visto, se arrepentía enormemente.

-Chica, no se como te lo tengo que decir. De ti no quiero absolutamente nada.

-Eso lo dices para hacerte el machote, pero yo sé que me quieres.

-¿Qué te quiero dices,  pues menuda imaginación tienes? Anda pesada, no interrumpas mi trabajo. Qué después,  la pasta que te paso bien la quieres.

-Te arrepentirás granuja. Por ahí algunos me rondan, algún día me verás con otro del brazo. Llorarás al perderme para siempre.

-Qué te crees tú eso. Cuando quieras haces la prueba, si hasta te animo... hazlo, hazlo, hazlo, hazlo.

Y como Malena no tenía intención de colgar, él lo hizo.

Ella al darse cuenta.
-Esta me la pagas, junto con la paga que te saco todos los meses por no hacer nada.

Ella lo sacaba de quicio.
-Ojalá pronto, se eche un novio y a mi me olvide. ¡Jesús, qué cruz!
Autora Verónica O.M.


sábado, 1 de diciembre de 2012

DESNUDANDO TU ALMA

Bonita imagen de internet

Intentas hablar y no puedes,
las lágrimas inundan tus ojos
y caen calientes por tu cara.
Cuando medio te calmas
hablas atropelladamente
los nervios te pueden.
¡Estás tan asustada!
Dices cosas incoherentes
o al principio eso parece,
pero no... tan solo
estás desnudando tu alma.
Verónica O.M.

martes, 27 de noviembre de 2012

ALGÚN DÍA...




Imagen de internet

No mancilles 
el nombre de nadie,
quizás algún día
te lo hagan limpiar
y qué dirán de ti...
Verónica O.M.

lunes, 26 de noviembre de 2012

LUIS ALFER (5)

Luis llevaba un día de apaga y vámonos, pero dado el trabajo que desarrollaba no podía hacerlo.
Sonó el teléfono. Le dieron ganas de no cogerlo, seguro que era alguna desesperada que intentaría saber que le deparaba su futuro amoroso.
Hizo de tripas corazón, y lo cogió de mala gana.

-Soy Luis Alfer ¿En qué te puedo ayudar?

-Hola, Luis. Me llamo Natalie. ¿Me gustaría saber, si me va a salir novio este año?

-¿Cuantos años tienes Natalie?

-Tengo treinta y dos.

-Voy a barajar las cartas, cuando me digas corto.

Se escuchó más ruido del habitual, no estaba haciendo su trabajo con el cariño que lo hacía habitualmente.

-Ya puedes cortar.

Al cortar, la carta que apareció encima de todas era el arcano de la luna.

-De momento, no me sale que vaya a salirte ningún novio. Pero en la primavera próxima, conocerás a alguien. Si lo tomas en serio, nacerá una bonita amistad. Y probablemente surja el amor entre ambos pasado un tiempo.
-¿Alguna pregunta más Natalie?

-No, Luis. Nada más, muchas gracias.

Luis, se iba a despedir de ella pero ya no pudo hacerlo, la mujer había colgado el teléfono.

-Menuda educación, que tienen algunas. Yo debería haberme dedicado a otra cosa. ¿Pero que sé hacer más, además de esto?

Su voz interior le dijo.
-No sabes hacer nada más.
Autora Verónica O.M.

sábado, 24 de noviembre de 2012

DOLOR



Imagen de internet

Que no nos deje indiferentes
el dolor de los demás,
hagamos su llanto nuestro
poniéndonos en su lugar.
No gires la cara,
el que no lo mires
nada cambia.
Verónica O.M.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

CUANDO ABRES LOS OJOS



Bonita imagen de internet

Un día me di cuenta...
Qué mi mejor amiga
podría ser yo misma.
Pero fue al cabo
de mucho tiempo
y cuando abrí los ojos.
Verónica O.M.

sábado, 17 de noviembre de 2012

COMIDA BRUJERIL

Bonita imagen de internet
                                       
Una bruja buena, en una olla puso un puñado de...
Amor, paciencia, generosidad, humanidad, y amistad.
Lo revolvió todo muy bien, y lo puso a cocer por muchas horas. 
Aquel buen olor salía por la ventana de la cocina, y tres personas se pararon debajo de la misma.
-¡Qué rica, debe estar esa comida!
Dijo una de las mujeres
-¡Qué hambre me está entrando, ay si me invitasen!
Ahora lo dijo la otra.
Y un hombre, que nada dijo pensó.
-¡Jamás en toda mi vida, he comido este manjar de dioses.
La bruja lo escuchó todo, e incluso el pensamiento del hombre.
Y abrió la puerta.
-El que quiera comer en mi mesa,  invitado está.
Ni se lo pensaron, y entraron para adentro.
Les puso un mantel, muy bonito de color verde. Y sirvió en grandes platos la comida. Se la comieron en un santiamén.
-¿Os ha gustado?
Preguntó 
Un largo "siiiiiiiiii"pronunciaron todos casi a la vez.
-¿Nos darás tu receta?
Preguntó una de las mujeres, los otros esperaban aquella respuesta también.
-No, no os la daré. Si tanto os ha gustado, descubriréis los ingredientes, y sabréis preparar ese plato lo mismo que yo.
FIN
Autora Verónica O.M.




jueves, 8 de noviembre de 2012

LUIS ALFER (4)

Sonó el teléfono y Luis no llegó a tiempo de cogerlo.
-¡Caray, no lo he cogido por los pelos!

Y se quedó cerca del teléfono,  por si volvía a sonar. Bastaron unos pocos segundos, para que volviese a hacerlo.
-Ring, ring, ring.
Al tercer aviso, levantó el auricular.

-Soy Luis Alfer, ¿en qué te puedo ayudar?

La persona se puso a llorar. Luis esperó a que se serenase. No tenía ninguna prisa, ya que la consulta sería más larga. Y equivalía, a tener más ganancia.
De vez en cuando preguntaba
-¿Estás ahí?
Nadie contestaba. Y siguió esperando hasta que...

-¿Quiero saber, si me va a tocar un bingo?

Luis esperaba otro tipo de pregunta, dada la llantera de la mujer.

-¿Dime tu nombre o signo, y edad?

-Soy Sagitario, de cuarenta y nueve años.

-Cuando quieras corto.
Empezó a barajar las cartas ruidosamente.

-¡Corta!

Y Luis aprovechó aquello, para hacerse el simpático.
-¡Cariño corta no, larga!

La mujer se rió. Pero después del rato pasado, aquella risa sonó demasiado falsa.

Y como era habitual en él, con una sola carta hizo su predicción.

-Me sale la rueda de la fortuna. Te tocará ese bingo, te lo pronostico. 
A Luis, se le quedaron las ganas de saber. Y dado como era él preguntó directamente.
-¿Sagitario, porqué llorabas?

-De la emoción, de  poder hablar contigo.

-Pensaba que por otra cosa. Eres muy sensible.

-Lo soy Luis y mucho. 
La mujer sonrió
-Muchas gracias Luis, ya te contaré cuando lo gane. Me hace mucha falta, me caso dentro de seis meses. Chao.

La mujer, no esperó a nada más y cortó la llamada. Y Luis, se quedó allí con cara de tonto.
Autora Verónica O.M.

jueves, 25 de octubre de 2012

LUIS ALFER (3)

Ahora, que el teléfono dejó de sonar Luis fue corriendo al aseo. Un poco más y no llega a tiempo.
-Hay que ver la noche que llevo, el teléfono echa fuego.
Se bajó el pantalón, y se sentó en la taza del water.
-Un poco más y me hago pis encima. Solo eso me faltaría, líbreme el Señor. Si alguien, me viese aquí sentado no se que pensarían de mi.
Se lavó las manos y cuando se las iba a secar. El teléfono volvió a sonar.
Corrió  hacia el teléfono, secándoselas de mala manera en el pantalón. La cosa, no estaba para desperdiciar las llamadas que querían entrar.
-Soy Luis Alfer, ¿en qué te puedo ayudar?
-Mírame, ¿si voy a encontrar pareja este año?
-¿Nombre o signo, y edad?
-Acuario de cincuenta y nueve años.
-Veamos amigo Acuario...voy a barajar las cartas, cuando me digas corto.
Luis empezó a barajar las cartas del tarot, haciendo bastante ruido.
-Ya.
(Luis, nada más utilizaba una carta. Y con ella hacía sus predicciones)
-Me sale el colgado. Veo, que no pones demasiado de tu parte para conseguir lo que deseas. De esta forma nadie entrará en tu vida de momento. Pero si haces caso de mi consejo, alguien entrará en breve. Todo depende de ti.
-¿Qué debo hacer, Luis?
Preguntó el hombre, un tanto defraudado pero esperanzado todavía.
-Debes salir más, a sitios frecuentados por damas, tu aspecto físico deberías mejorarlo, y ser lo más agradable que puedas o sepas. De esa forma, no te costará encontrar lo que deseas y probablemente antes de que el año acabe.
-Luis, con respecto a eso de las damas. Ellas no me interesan pero si...
La llamada se cortó de forma misteriosa. El amigo Acuario se quedó con la frase sin terminar. Y Luis se quedó con algunos euros menos en su haber, al haberse cortado aquella antes de tiempo.
En cuanto reparó en un minúsculo detalle.
-No le gustan las damas, ya me parecía este algo rarito.
(Esa observación es de Luis Alfer, para nada mia)
Autora Verónica O.M.

martes, 23 de octubre de 2012

UNA PAREJA PECULIAR

Precioso gif en movimiento
de internet
Érase un hombre...
que vivía en el bosque.
Estaba enamorado
 de una preciosa ninfa,
la cual no le hacía
 ningún caso.
Ella era alta y esbelta. 
y cantaba canciones
 que se inventaba,
con su voz lírica.
Y el hombre sufría,
al darse cuenta
que no era para él.
Hasta que un día…
se la encontró llorando.
¿Qué te pasa ninfa?
y con voz entrecortada,
le confesó que…
¡Me he dado cuenta,
que te quiero!
El joven cayó a sus pies
y suavecito dijo.
¡Todavía estás a tiempo!
Ella lo miró a los ojos
y le contestó cantando.
Gracias mi enamorado,
te haré todo lo feliz
que mereces.
¡Lo sé! contestó él.
Y tú serás para mi
la única ninfa,
esa con la que pienso
y  quiero envejecer.
Al fin y al cabo
mujer eres,
y yo un hombre
de ti muy enamorado.
Verónica O.M.


jueves, 18 de octubre de 2012

EL LIMÓN PREGUNTÓN









El limón, le pregunta a su vecina la naranja.
-¿Tú eres ácida?
-En ocasiones si, y en otras no. ¿Y tú?
-Yo, ácido siempre.
-Ah.
-¿Ah qué?
-Nada, nada. 
-Le voy a preguntar a la mandarina, y  también a la lima, que por ahí vienen.
-Pues corre, no sea que te quedes sin saber algo tan interesante.
El limón caminó en busca de ellas.
Mientras la naranja se quedó diciendo para si misma.
-¡Por dónde sale este! hay que ser tonto, tonto, y retonto. Vaya preguntitas, hace el ácido este.
La mandarina le vio de lejos, y alertó a su amiga.
-Corre lima, por ahí viene el tonto del limón.
-Vámonos que nos alcanza. Contestó la lima muy sofocada.
-¡Mandarina, lima, no os vayáis!
Al unísono dijeron.
-Tenemos prisa.
Y allí se quedó solo. Miró para atrás, y la naranja también había desaparecido de su vista.
-Son unas envidiosas las tres.
Autora Verónica O.M.