sábado, 26 de enero de 2013

LA RANA INSATISFECHA

Precioso gif en movimiento de internet


Había una vez... Una rana, con su correspondiente charca.
El agua, había adquirido una tonalidad verde. A ella, no le gustaba en absoluto. Pensaba qué de esa forma no se podía lucir.
Deseaba marcharse de allí, y a otro lugar qué tuviese el agua más clara. Aunque nunca llegaba aquel día debido a su pereza, y aunque ella no lo quería reconocer a sentir cierto apego también.
Un día... Y en el agua se metió un intruso enorme, sin duda se la zamparía en un santiamén si ella no hacía algo rápidamente.
Y como, se conocía cada recoveco de la charca se instaló allí dispuesta a pasar totalmente desapercibida.
El intruso, la buscó hasta agotarse y al no encontrarla salió del agua. Se arrastró por el suelo... Buscaría otra nueva charca para su festín.
Al rato salió a la superficie.
-¡Menudo susto! Jamás me iré de aquí.
Moraleja...
Autora Verónica O.M.


14 comentarios:

silvo dijo...

Curioso pero lo que no le gustaba la ayudó a salvarse, besos!

Verónica dijo...

Para Silvo
Esas cosas incomprensibles, jaja. La rana no cambia su charca por ninguna otra, menuda lección.
Besos

Sara O. Durán dijo...

"Nacemos en el medio donde podremos vivir" ¿será cierto? tal parece!... Somos tan inconformes...
Esta muy bueno y la rana... preciosa.

Verónica dijo...

Para Sara O. Durán
Posiblemente será cierto, Sara.
Me alegra te guste, y la rana lo es, jaja
Besos, buen finde

Fiaris dijo...

Haz visto todo es por algo en esta vida.
Abrazo amiga buen finde

Verónica dijo...

Para Fiaris
Absolutamente todo, por raro qué nos pueda parecer.
Abrazos, buen finde apreciada amiga

Mirella S. dijo...

El cambio es bueno y necesario en la vida... pero a veces debe prevalecer la prudencia. ¡Buena lección para la rana!
Abrazos Vero.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Si se está bien en un lugar...para qué buscar otro donde se corran incertidumbres,,,pero a veces son necesarios los cambios y nuevos espacios para estar. Un abrazo. Carlos

Rafaela dijo...

Nunca escarmentamos pensando que habrá sitios mejores, si conocemos bien lo que tenemos y estamos augusto para que cambiar.
Un abrazo.

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

....Je je. menuda rana y hasta simpàtica me parece
e ingeniosa al adevertir el camuflage ante el peligro....

Bonito y divertido tu cuento
con esa magnìfica moraleja.

Un abrazo
con mucho cariño Verònica!

Verónica dijo...

Para Mirella
Mirella, tienes toda la razón. La rana, ahora vive muy feliz en su charca, jaja
Abrazos, feliz domingo

Verónica dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Totalmente de acuerdo, Carlos. La rana, ya cambió de forma de pensar, no hay nada como ver el peligro y sentirse protegidos en el habitat qué conocemos, jaja
Un abrazo, feliz domingo

Verónica dijo...

Para Rafaela
Nos pasa muy a menudo, Rafaela. Esta rana, ya no piensa moverse de este lugar dónde se siente tan protegida.
Un abrazo, buen domingo

Verónica dijo...

Para Francisco Josè Lazo Melhado.
Jaja, y eso qué es pequeña. Pero hay que ver es muy lista.
Me alegra te guste, mil gracias Francisco Josè.
Un fuerte abrazo