viernes, 18 de enero de 2013

LUIS ALFER (10)

Luis estaba contemplando la calle desde la ventana, ubicada en la habitación que hacía las veces de consulta. No todo eran llamadas telefónicas con el 806........ También visitaba personalmente. A gentes, qué no le costaba nada envolver en sus redes. Por lo menos mientras no lo conocían demasiado bien.
Tenía su horario establecido, nunca antes de las 17 horas (5 de la tarde) de lunes a viernes. 
Asomado como estaba en la ventana... Vio acercarse a un hombre, al parecer se dirigía a su casa. Seguro era quien días antes había concertado cita.
Echó la cortina... Y con las manos la colocó al milímetro. Ningún pliegue, quedaba desigual con los otros. Tenía muchas manías, y aquella era una de tantas.
El sonido del timbre, lo hizo ir hacia el recibidor. Antes de abrir, se colocó muy bien su pantalón y jersey.
-Buenas tardes. ¿Qué desea?
Se hacía el interesante

-¡Le llamé el otro día, me dio hora para esta tarde!

-¿Mariano?

-¡El mismo, qué viste y calza!

-¡Pase usted!

El hombre entró, sin limpiarse los pies en la alfombra. Muy mal hecho, aquello a Luis lo sacaba de quicio (otra de sus manías)
Lo llevó a la habitación, e hizo qué se sentara en una especie de sillón. Qué el pobre, del poco uso era super incómodo. Hacía al hombre mantenerse demasiado tieso.

-Bien... ¿Usted dirá?

-Mi problema, es qué a mi edad ya no funciono demasiado bien.

-¿Como, de demasiado?

-¡Nada, no funciono nada!

-¡Ya me lo temía! ¿Le da a usted vergüenza reconocerlo?

-Un poco. Pero de lo qué de verdad me da vergüenza, es qué ya no pito.

-¿Explíquese por favor?
Era malo por naturaleza. Le gustaba hacer sentir a los demás mal. Era del pensamiento... Qué viendo a los otros achicarse, él se crecía.

-¡Qué no pito, hombre, qué ya no puedo mantener relaciones íntimas! Salgo con una mujer más joven, si no le doy lo qué espera ¡Me deja seguro!

-¿Así, qué ese es su problema?

-¡Ese! ¿Le parece poco?

No sabía que Luis Alfer no podía tampoco. Pero ni muerto lo iba a decir.
Autora Verónica O.M.

14 comentarios:

Mirella S. dijo...

Jajajaaa!!!! Qué personaje este Luis, un auténtico farsante, narcisista y maniático. Muy divertido!!!
Besos

Verónica dijo...

Para Mirella S.
Me alegra te lo parezca, mil gracias. Luis es así, tal y como lo ves.
Besos, feliz tarde

silvo dijo...

No se pero parece que no sabe la solución jaja, besos!

geminis dijo...

jajaj conozco a un luis, cualquier parecido con la realidad mera coincidencia, muy divertido.
saludos y besitos

Verónica dijo...

Para Silvo
No la sabe, de haberlo sabido se la hubiese apropiado para él, jaja.
Aunque a Mariano le tima, y hasta qué se de cuenta...
Besos

Verónica dijo...

Para geminis
Me alegra verte por aquí amiga, cuanto tiempo.... Deseo estés bien.
Espero que ese Luis, no sea como este pieza jaja
Besitos

Nela dijo...

Bueno ya me voy poniendo al día y este Luis, me parece un jeta, me cae fatal
Besos
Nela

Rafa Hernández dijo...

jajaja que bueno. Ya no le iba el pirulo y mira adonde fue a poner la era. Este Luis no hay por donde pillarlo. Ya te dije que no sé como sacas el tiempo, y como te funciona la olla te tal forma. Hay que aplaudirte.

Besos Verónica y buen fin de semana.

Verónica dijo...

Para Nela
De acuerdo contigo, Nela. Es así, jaja
Besos

Verónica dijo...

Para Rafa Hernández
Me alegra te guste, Rafa. La mente la mantengo ocupada desde que escuché o leí qué así se la mantiene en forma, jaja
Besos, buen finde

María Bote dijo...

Un Luis frustado, amiga. Estupendo relato. Buena semana y besos.

María

Verónica dijo...

Para María Bote
Lo es, aunque él se lo negará hasta la saciedad. Me alegra te guste amiga.
Besos, feliz semana

Etinfi. dijo...

Hola.

Me gustaría invitarla a participar como Autora en Etinfi, Blog dedicado a compartir todo tipo de expresión literaria... Si está interesada puede visitar http://www.etinfi.com/ y también para que conozca la web. Saludos.

Verónica dijo...

Para Etinfi.
Muchas gracias, visitaré la web en cuanto pueda.
Un saludo