PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

lunes, 15 de febrero de 2010

RESBALÉ Y ME CAÍ CUENTO

Precioso dibujo de internet




La vida de Javier, había dado un cambio muy radical para nada bueno. Sus padres se habían separado, él había quedado al cuidado de su madre.
A la mujer, se le había agriado bastante el carácter, y de ser una mujer simpática y muy agradable, había pasado a ser una persona amargada. Siempre estaba trabajando, para sacar la casa adelante. Su marido, se había ido de casa y ella no quiso exigir los derechos de Javier. Sola debía hacer frente a todo. Muchas veces se agobiaba, el niño debido a ello se volvió muy introvertido. No contaba nada a su madre, ella le tenía qué sacar las palabras.
Cuando salía del instituto para regresar a su  casa, allí estaba Marcos acosándolo.
-¿Me has traído la pasta que te dije?
-No tengo tanto.
-Te dije que me lo trajeras, si no querías que te rompiera la cara.
Dichas estas palabras, le dio un puñetazo que lo tiró al suelo.
Los otros chavales, no se percataron de nada.  Allí estaba el pobre Javier, con la nariz reventada y sangrando.
Marcos se marchó riendo diciendo estas palabras.
-¿Como no me lo traigas mañana, verás que te hago?
El pobre Javier sacó un paquete de kleenex de su mochila, se limpió como pudo y se dirigió para su casa.
Su madre no estaba... Nunca estaba.
En la cena. La madre lo miró preocupada.
-¿Qué te ha pasado, Javier?
-Nada.
-¿Como que nada, eso no es lo que parece?
-Resbalé y me caí.
-¡Pues hijo, deberías de ir ciego para darte tal porrazo!
Cenaron, y se fue para su habitación. Allí lloró de rabia y de impotencia contenida.
Cuando se levantó al día siguiente.
Se dirigió, a la habitación de su madre y le cogió dinero aprovechando que no estaba.
No sabía qué hacer. Pero de momento...  Aquel dinero le salvaría de un nuevo puñetazo.
Al salir del instituto, ya estaba Marcos acosándolo.
-¿Lo has traído?
-Si.
-Dámelo.
-Toma, pero no tengo más.
-Eso es lo que tu dices.  Mañana quiero el doble.
El pobre Javier, sintió una impotencia tan grande que se marchó llorando. Dándose cuenta, que aquello solo acababa de empezar. No sabía lo que hacer, ni  a quien recurrir.
Así pasó unos días sufriendo.
Su madre, seguía con su mal carácter. E incluso, parecía estar peor que habitualmente.
-¿Javier, me has cogido dinero?
-No. ¿Para qué lo quiero?
-Hijo. No sé lo que está pasando últimamente, pero me falta muchas veces.
-¿Me estás acusando?
-No, hijo no. Pero algo pasa, y esto no puede continuar.
-Todo el día, estás atareada y nerviosa. ¿Vete a saber dónde lo metes?
Allí quedó la conversación.
Siguió robando a su madre. Marcos, cada vez le exigía más.
En vez de irse para casa...
Al salir aquel día del instituto, se marchó para un parque qué estaba muy cerquita.
Se sentó en un banco, y se puso a llorar.
Un anciano, se sentó a su lado.
- Hola muchacho, hace buena tarde. Y me parece, que tienes algún tipo de problema.
Javier, al oír aquellas palabras se desmoronó.
-Cálmate muchacho y cuéntame. A lo mejor te puedo ayudar.
Javier empezó a hablar. El anciano, lo dejó hasta que no le quedó qué decir.
-Mira muchacho, lo que tienes que hacer es decirlo en tu casa. Nadie mejor que tu madre, para ayudarte a que acabe tu pesadilla.
Estuvieron largo rato charlando. Al despedirse, Javier se encontraba muchísimo mejor, con fuerzas para hablar con su madre y acabar de una vez por todas con aquel sin vivir.
Habló con ella. Le contó todo con pelos y señales. La mujer se sintió culpable, por no poder dedicarle más tiempo.
-No te preocupes hijo, esto se va a acabar ya.
Llamó por teléfono al padre de su hijo. Decidieron, ir al instituto  para hablar con el director. 
El cual, llamó al tal Marcos. Qué se puso gallito.
Su expulsión del centro fue inmediata.
Los padres de Javier, empezaron a verse más. De nuevo la chispa prendió, decidiendo unirse de nuevo, y ya para siempre.
Todos estaban muy contentos. 
Javier, no se había olvidado en ningún momento del anciano, y decidió ir al parque para darle las gracias. Dio vueltas y más vueltas, y nada.
Decidió andar, un poquito más arriba. Y decepcionado decidió marchar.  De pronto, vio algo extraño que llamó su atención. Se acercó hacia aquel rincón del parque. Se detuvo... Allí había una estatua, idéntica al viejecito.
El hombre, le guiñó su ojo izquierdo.
Le pareció tan real... Pero se dijo que no podía ser. Era solo una estatua. Seguramente fue una ilusión.
Autora Verónica O.M.

16 comentarios:

  1. Hola, Verónica, me he liado un poco con el final, No era Marcos el acosador? y Javier el acosado?
    Bonita historia para empezar un lunes por la mañana.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. Un cuento muy bonito y didáctico, que deberían leer muchos muchachos que viven acosados por los compañeros. Siempre hay una salida mejor que dejarse chantajear.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  3. RAMPY:
    Muchas gracias amigo. Un error escrito por quererlo publicar rápido.
    Eres genial amigo, muchas gracias, y ya lo he rectificado.
    Feliz día
    Un besooo

    ResponderEliminar
  4. MERCEDES:
    Muchas gracias, amiga. Si que deberían de leerlo,les aportaría cosas a tener en cuenta. Sin duda es un cuento con final feliz, en la vida real no siempre acaban las cosas así.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  5. Eso lo vivi yo tambien y lo zanje diciendoselo al padre de la fiera que tenia por hijo. Le dije que por cada bofetada que le diese a mi hijo yo le volveria a él tres y se lo dije muy en serio. Allí se acabó la cuestión. Lo que no se es que hubiese pasao si hubiese tendo que cumplir mi amenaza

    ResponderEliminar
  6. CURRO:
    Es que eso, amigo Curro pasa muchísimo, mas de lo que nos creemos.
    En vuestro caso, tuviste suerte que la cosa acabara bien.
    Pero es mejor tomar otras medidas, como en el cuento.... el hablar en el colegio, llegar hasta el director, puede ser la mejor solución.
    ¡ Que tomen nota, otros padres, por si acaso !
    Un besooo

    ResponderEliminar
  7. bonito cuento amiga de enseñanza,abrazos

    ResponderEliminar
  8. fiaris alfabeta:
    muchísima gracias, amiga fiaris. Es un cuento como dices de enseñanza, sería conveniente que niños lo leyeran, así se darían cuenta lo que es un acoso, lo que les puede pasar, si no lo cortan a tiempo, diciéndoselo a sus padres, y ellos obrar en consecuencia
    Feliz día
    Un besooo

    ResponderEliminar
  9. Ay pobrecito Javier...pero cuantos Javieres habrá por el mundo, cada día cuesta más prestar la atención necesaria a los hijos, gracias que ya el mío está grande, no obstante eso hay que estar con los sentidos bien puestos para ayudar cuando lo necesiten.
    Un beso Vero! hermoso el cuento de hoy, muy real.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena historia. y también comprendo a la madre porque es muy difícil criar a los hijos sola y trabajar mucho. Y es diícil el rol de los hijos que se crian un poco solos por el abandono de algunos padres. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. MOMENTOS:
    Muchas gracias, amiga Marga. Por desgracia hay muchos Javieres, por el mundo. A veces no es culpa de los padres, son los niños, que se cierran en banda, y no dicen lo que les pasa. Habría que educarlos, para que tengan mas confianza y si les pasa cualquier cosa, aunque sea una nimiedad, estamos para ayudarles y apoyarles en todo.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  12. BEATRIZ:
    ¡ Hola amiga ! te eché en falta, mira si soy malpensada que creí, que desde que escribí días atrás los 4 relatos eróticos, no te debieron de gustar ni a tí, ni a Any, y por eso no tenía vuestros comentarios ¡ ja ja ja !
    Es muy díficil, criar los hijos sola, muchas veces por falta de tiempo, por cansancio, no se está a la altura, no hay que olvidar, que somos personas y nos equivocamos.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado tu cuento, es muy bonito. Creo que todos los padres que tenemos hijos buenos y tranquilos hemos pasado por esa experiencia.
    En mi caso mi hijo (tenia 5 años) no queria ir a colegio y lloraba. La verdad es que raro era el dia que no venia señalado. Asi que yo tuve que decirle que se defendiera y el me decia: si le pego yo nos castiga la hermana. Yo insistia: No importa, cuando te peguen, defiendete. La mama no puede ir a pegarle a un niño de tu tamaño, comprendelo.
    Al poco tiempo, dejó de llorar y de venir señalado.
    No hay otra, a los bravucones hay que pararles los pies y yo así se lo he enseñado siempre a mis hijos. Nunca pegueis a nadie, pero tampoco os dejeis avasallar. Con la niña nunca ha habido problemas, es más bichillo que el chico pero él, que era un pedazo de pan, me lo calentaban cada dia y a pesar de que las profesoras nos reñian a los padres porque segun ellas eso es la forma de volverlos violentos, yo no me arrepiento de haberlo hacho asi.
    Tengo un hijo muy noble y muy buena persona.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. KHARMEN:
    A mi tampoco me agradaba cuando pegaban a mis hijos, les decía igual que tu, no peguéis a los niños, pero aprender a defenderse, si os pegan, decírselo a la señorita.
    Tengo tres, y son muy buenos chicos
    Un besooo amiga

    ResponderEliminar
  15. Me has hecho reir con lo de los cuentos eroticos ..pero la verdad me dejaste sin palabras ajajaja .. creiste que me habia ido no amiga estuve de mudanza en la casa ¡¡un caos ..y sabes yo humildemente creo que lo mas importante para los hijos es el amor que ses brinda ..pero AMOR con mayusculas .. no solo darles ropa de comer y estudio..sino todo lo que implica ser madre ¡¡

    ResponderEliminar
  16. ANY:
    Bienvenida amiga Any. Así que te hice reir con los relatos, eso es bueno...... y claro que te quedaste sin palabras, en mi blog no se veía una cosa así ¡ ja ja ja ! como le dije a Any, era como un reto para mí, y lo llevé a cabo, si te digo la verdad, me gustó como quedaron.
    Ser madre es como dices tan bien, pero con la vida que se lleva hoy día, muchas veces no se puede estar en todo, y si los hijos no dicen lo que les pasa... es muy díficil cumplir la tarea de ser madre al cien por cien.
    Un besooo amiga

    ResponderEliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...