PERSONAJES DE ESTA HISTORIA CÓMICA

Rodolfo y Amada, protagonistas
Vidal, amigo de los dos
Silvestre hombre que le guia, primo de la gitana a la que busca
Niños, pilluelos de los que no te puedes fiar
Encarna, gitana, prima del guia
Cándido, padre de Amada
Otilia, Oti, madame del burdel
Adelita, fulana que hará de Vidal un hombre
Deseo os guste, y os haga pasar momentos divertidos...

sábado, 23 de enero de 2010

LA BLANCA PALOMA CUENTO

Iban subidos en el tren que les llevaría a la ciudad, era media hora la distancia que separaba el pueblo de la ciudad.
Por ahí pasaba yo de pequeña, dijo la mujer a su marido.
La miró de soslayo, pensando que le contaría esta vez ? ya que muchas veces lo deleitaba con cosas de su pasado infantil.
Con quien pasabas por ese puente?
Con mi abuela, sabes como la llamaban?
No claro, como lo voy a saber?
La blanca Paloma
Vaya nombre?
Que tiene de malo, ese nombre?
Nada mujer, cuentame porque le llamaban la blanca Paloma?
Era una mujer muy guapa, rubia con unos preciosos ojos azules. Cuando yo nací ella iba a cumplir sesenta y siete años.
Vivía con nosotros, tenía un hijo que vivía en un pueblecito de al lado. Muchas veces quería ir a visitarlo se lo pedía a su hija mi madre, ella siempre tenía faena, así que mi abuela recurría a mi.
¡ Nena acompañame, que iremos a visitar a mi hijo.......!
Vale abuela, te acompañaré
Iremos despacito caminando vale?
Si abuela, cuando quieres ir?
Iremos mañana nena después de comer.
Al día siguiente la abuelita que ya estaba mayor, tenía que lavarse el pelo, como siempre recurría a mi.
Nena me puedes lavar el pelo?
Claro abuela, ahora voy. La nieta se lo lavaba y aclaraba muy bien, cuando lo tenía seco se hacia un moño con unas horquillas que ponía con mucho cuidado.
La abuela y la niña tenían un relación preciosa, su nietecita era para ella todo, la escuchaba con atención, la ayudaba en todo lo que su abuelita necesitara.
Al día siguiente después de comer, ya preparadas se disponían a dar una gran caminata, para visitar a su hijo.
Por el camino las dos cogidas de la mano, era una estampa digna de ver.
 La abuelita contaba cosas preciosas, la nieta embobada la escuchaba y pensaba que su abuelita era muy buena y guapa.
Cada vez que paso por ahí veo a una abuela con su nieta pequeñita cogidas de la mano, las estoy viendo ahora mismo, tu las ves?
FIN
Verónica

14 comentarios:

  1. Claro que la veo¡ es una hermosa postal que nos regala la imaginación, que bonita historia llena de amor... yo nunca sali a pasear con mis abuelas, no convivi mucho con ellas, murieron muy pronto supongo... en fin... que tengas lindo sabado, y mejor domingo. besos

    ResponderEliminar
  2. ARIADNA:
    Yo solo conocí a la Blanca Paloma, esa mujer guapa y con ojos azules era mi abuela, y yo la niñita. No conocí tampoco a mi abuelo su marido, ni a mis abuelos paternos.
    Creeme que siempre que paso por ese sitio, me imagino a mi abuela cogida de mi manita.
    Que pases un fin de semana bonito
    Un besooo "mi amiga"

    ResponderEliminar
  3. Hola Verónica, como podemos apreciar la vida está llena de pequeñas anecdotas que hacen que la vida sea todo un poema. Gracias por compartirlas con nosotros.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Carmela Rey:
    Bienvenida amiga Carmela, que razón tienes, nuestras vidas están llenas de pequeñas anecdotas. Y que suerte tenemos las personas que nos gusta escribir, poder sacarlas a la luz ya sea con un poema, un cuento o de otras formas.
    Es un placer para mi, el poderlo compartir con vosotr@s.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  5. Yo también lo veo. Es una estampa tierna , de unos tiempos que nunca volverán. Un rampybeso.

    ResponderEliminar
  6. RAMPY:
    Muy tierna amigo Rampy, y que razón tienes, nunca volverán.
    Pero siempre se pueden repetir, con otras personitas ¡ja ja ja!
    Un besooo

    ResponderEliminar
  7. Hermosa historia. Lamentablemente yo no conocí a ninguno de mis cuatro abuelos. Que tengas un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. BEATRIZ:
    Gracias amiga Beatriz. Que pena que no conocieras a ninguno de tus abuelos. Yo solo conocí a mi abuela que nombro aquí, para mi fue muy importante. Siempre pensé que me hubiese gustado disfrutar de ella mucho mas tiempo.
    Que pases un fin de semana precioso
    Un abrazooo

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito, Verónica. También yo me he visto de la mano con mi abuela, mientras me contaba mil historias, todas maravillosas y dulces como ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. MERCEDES:
    Gracias amiga Mercedes siempre por tus comentarios (que espero ansiosa) conté la historia, y de paso os refresqué la memoria ¡ja ja ja! las abuelas eran un pozo de sabiduría.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  11. Yo solo conocí a mis abuelos paternos y mi abuela era la mujer más jobial y alegre que he conocido en mi vida, nunca la perdió, aún siendo muy mayor seguia igual.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. KHARMEN:
    ¡ Que bonito, que una mujer mayor, tuviera ese caracter tan jovial !
    No has oido aquello, de genio y figura hasta la sepultura? es como debe ser.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  13. Vero ..no solo las veo las siento en mi corazon¡¡¡¡un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ANY:
    Muchas gracias amiga mia, por tus bonitas palabras. Te echaba de menos por mi blog, espero que todo esté bién.
    Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

La letras, tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...