martes, 14 de enero de 2020

COMEDIA DIVERTIDA CAPÍTULO N°35

Vidal esperaba a que bajase Adelita, según palabras de la madame, Otilia, un caballero requirió sus servicios a última hora. Se le quedó el rostro serio con solo imaginarlos. Aunque decidió tranquilizarse, se dijo que aquello cambiaría pronto. Se sentó en un sillón decidido a esperar. Ganas le dieron de preguntar a la madame de que si Adelita ya le había hecho partícipe de querer dejar "el oficio". En realidad no se atrevió...

La madame, de vez en cuándo dejaba de ajustar sus cuentas y se preguntaba lo que le sucedería al novato ya que lo notaba tenso y nervioso. 

A medida de que pasaban los minutos... Vidal estaba cada vez más desesperado y ya no sabía el cómo sentarse. Cuándo de pronto escuchó hablar a un caballero, bueno hay que llamarlo de alguna forma, el cual bajaba con Adelita. 
-Si no estuviese amancebado, la llevaba a vivir conmigo, Adelita, hay que ver lo jugoso que tiene el sexo y no como algunas, incluida la mía que es más fría que un témpano.

-Vos no es menos! tiene una herramienta descomunal, jamás la ví tan grande.

"El caballero" sonrió al oír aquello dejando ver sus torcidos dientes.

Vidal se quedó blanco... y con ganas de llorar. Sin pensárselo dos veces se plantó delante de las narices de Adelita que en décimas de segundo había cambiado de expresión.
-¡No es lo que parece! - dijo ella.

-¡No me diga! Aquí acaba lo nuestro. - Dijo gimoteando.

Ella, roja cómo un pimiento morrón intentaba disimular ante el otro. 

-¿Quién es, Adelita? - preguntó asombrado de haber presenciado semejante escena...
Autora Verónica O.M. 
Continuará 

3 comentarios:

Sandra Figueroa dijo...

Uy, la cosa se pone buena. Pobre Vidal. Saludos amiga.

Verónica O.M. dijo...

Y más que se pondrá, ya verás...
Saludos amiga 🌸

llorenç Gimenez dijo...

Hola Verónica.. Pobre Vidal que mal lo tiene, veremos que camino toma..
Un abrazo..